Posts Tagged ‘democracia’

Paraguay: creen que la suspensión del Mercosur tendrá implicancias económicas

junio 28, 2012

El Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep) informó sobre los escenarios en el país ante eventuales sanciones del Mercosur. Refiere que pueden tomarse decisiones que a Paraguay no le convienen, como la suba del Arancel Externo Común y la suspensión de los fondos de convergencia.
No obstante, ante la pregunta de que si las medidas a ser adoptadas en la Cumbre próxima podrían llegar a un límite de asfixiar económica y comercialmente al Paraguay, el documento afirma que “las posibilidades no parecen encaminarse en ese sentido”.
Los tres escenarios posibles son: la suspensión de la participación paraguaya en los órganos de Mercosur; suspensión de participación y de transferencias del Focem (Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur); y la suspensión a Paraguay de todo derecho y obligación en el tratado del bloque.
En la primera opción se encuentra vigente y su temporalidad puede extenderse durante todo el segundo semestre del año en curso o durar hasta la asunción de un nuevo gobierno en el Paraguay luego de las elecciones de abril del 2013.
Esta suspensión de participar en los órganos de Mercosur implica la imposibilidad de participar en sus procesos decisorios, como la suba del Arancel Externo Común (AEC) y la eliminación del doble cobro arancelario, aunque no elimina ninguna de las preferencias comerciales que actualmente goza el Paraguay.
El segundo escenario habla de lo que actualmente es asignado por Focem para proyectos aprobados y en ejecución, de 608 millones de dólares, equivalente al 32 por ciento de los gastos de capital asignados en el Presupuesto General de la Nación 2012.
La tercera posible medida significa que los productos de exportación del Paraguay a sus socios del Mercosur, que ingresaban exento de aranceles, ahora deberían pagar un arancel promedio estimado de ocho por ciento.
Esta situación afectaría al 20 por ciento del total de exportaciones del Paraguay que tienen como destino al Mercosur y que por ende quedarían sin competitividad. “La mayor parte de estos rubros exportados son procesados o manufacturados, y por lo tanto con una creación de empleo importante en el país”, sostiene el informe.
El documento concluye con la premisa de que cualquiera sea el tenor de las medidas a adoptarse en los distintos escenarios, lo que si tiene certidumbre es que el levantamiento de estas medidas estará condicionado a la asunción de un nuevo gobierno luego de las elecciones próximas.
Ello es así porque donde sí existe unanimidad, entre los países del Mercosur y de los Estados Asociados, es en el convencimiento que en el Paraguay se ha quebrantado la institucionalidad democrática, sean cuestionables o no las bases de este convencimiento.

Brasil, Uruguay y Chile descartan sanciones económicas a Paraguay

junio 26, 2012

VALERIA VINCENT Buenos Aires

 

 

 

Tras la reacción unánime e inmediata de los países de la región contra el juicio político express que terminó con la destitución del presidente paraguayo Fernando Lugo el viernes pasado, comienzan a verse ahora los matices en América latina sobre las posibles sanciones que podrían aplicarse a Paraguay. Mientras algunos países, como Venezuela y Bolivia, reclaman una respuesta más dura frente al quiebre del orden democrático en Paraguay –algo que rechaza el nuevo gobierno de Federico Franco, quien asegura que se siguió el proceso previsto en la Constitución– otros, como Brasil, Chile y Uruguay ya descartan adoptar represalias económicas.
El Mercosur dio el primer paso el domingo pasado al anunciar que excluía formalmente al país de la cumbre que se celebrará el próximo viernes en Mendoza, en una decisión firmada por la Argentina, Brasil y Uruguay (miembros plenos) así como por Venezuela, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú (estados asociados). Pero ahora el bloque se enfrentará al desafío inédito de tener que decidir sobre qué hacer con el socio más débil y pobre del bloque. Y en esto no hay unanimidad. Ayer se confirmó que, aprovechando la presencia de varios mandatarios, también se celebrará una cumbre de Unasur.
Hasta ahora, sólo Venezuela tomó una represalia económica concreta, al cortar el envío de petróleo a Paraguay. Ecuador y Bolivia aspiran a que el viernes se vaya en esa dirección.
Pero la idea de un bloqueo económico es poco probable que prospere. El gobierno brasileño de Dilma Rousseff criticó el quiebre del orden democrático pero ya dijo que no tomará medidas que “afecten al hermano pueblo paraguayo” ni se inmiscuirá en “asuntos internos”. En el mismo sentido Uruguay, que habló de un “golpe parlamentario”, afirmó que no adoptará sanciones económicas. “No somos partidarios de eso porque lo termina pagando la gente”, dijo el presidente José Mujica.
Por su parte, la presidenta argentina, Cristina Fernández, quien también habló de golpe de Estado, protagonizó ayer el primer desaire al nuevo gobierno paraguayo, al ignorarlo en una teleconferencia que celebró junto a Dilma, Mujica y el primer ministro chino, Wen Jiabao, donde se anunciaron acuerdos entre China y el Mercosur.
También Chile descartó adoptar sanciones económicas.
Ante este escenario de discrepancias, lo más probable es que las represalias de la región se limiten a aislar políticamente a Paraguay, excluyéndolo de los organismos hasta tanto no surja un nuevo gobierno de las urnas.
Al respecto, Mujica pidió a Franco que adelante las elecciones, previstas para abril.
“Al nuevo gobierno no le importa que no lo inviten a una cumbre. Lo que realmente teme son las sanciones económicas, que le apliquen la tarifa aduanera extra-zona o decidan implantar un impuesto a la soja que va hacia Brasil o Argentina”, opina el analista político paraguayo Marcello Lachi.
Paraguay exporta gran parte de su producción industrial y mercadería proveniente desde China a sus vecinos. Además, depende de las rutas y puertos de ellos para exportar carne y soja, ya que no tiene salida al mar.
Para el analista Juan Gabriel Tokatlián, Lugo necesita del “eco internacional” dada la delicada situación jurídica que se le puede presentar a futuro.
Ayer, Estados Unidos afirmó que todavía no determinó si hubo “un golpe en su sentido tradicional” en Paraguay pero dijo que está “preocupado” y consultará con sus aliados de la OEA qué medidas tomar. La OEA se reunirá hoy.
En tanto, en Paraguay, Franco tomó ayer juramente a su gabinete y logró apoyo judicial con el rechazo de la Corte Suprema a considerar inconstitucional el juicio político a Lugo.