Posts Tagged ‘divisas’

Advierten que el BCRA pone en jaque al comercio exterior al entregar pocos dólares

agosto 12, 2015
12.08.15
En la jornada de ayer, el BCRA disminuyó la entrega de dólares a importadores y sólo le entregó a aquellos que podían netear esas divisas con las exportaciones

Hoy estuvo prácticamente paralizado el comercio exterior, ya que el Banco Central sólo entregó dólares a los importadores muy a cuentagotas a quienes neteaban con exportaciones. El cliente iba al banco comercial con la DJAI aprobada y le decían que el BCRA no le había habilitado los dólares, y muchas empresas necesitan esos insumos para poder cumplir con licitaciones”, advierte Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior del Siglo XXI.

El runrún en el sector era que todos querían sacar sus impos antes del 15, porque había un temor en el ambiente que desde la semana próxima el gobierno se pondría más duro para cuidar las divisas, pero según cuentan esto se adelantó. El comentario que circula de boca en boca es que la autoridad monetaria tendría intenciones de recuperar la cantidad de divisas vendidas antes de las PASO, por lo que se prevé que esta semana continúen cerrando el grifo.

Marcelo Elizondo, titular de la consultora DNI, coincide con esta visión: “Los límites están esencialmente en el Banco Central. Aun concedida una DJAI, luego el importador debe acceder a dólares para pagar la importación. Y en este plano hay muchos limites. Se estima que el BCRA adeuda unos u$s 6500 millones a importadores para pagar operaciones que ya fueron autorizadas y luego concretadas”.

Ponce revela que ahora se produce, por primera vez, un triple accionar en forma simultánea: “La Secretaría de Comercio no está aprobando las DJAIs, el BCRA no entrega los dólares y la Aduana pasa a canal rojo más del 20% de los productos que ingresan (cuando esta cifra solía ser menos del 7%), que deben ir a revisión total con veedores”.

Incluso, muchos socios de la Cámara de Importadores llamaron a la entidad por la cantidad de ADOs recibidas. Las ADOs es como se conoce en la jerga a las alertas de operaciones, que es cuando frenan el ingreso de mercadería porque deben pasar por el canal rojo.

Elizondo subraya que las DJAIs con más problemas son las que solicitan operaciones por más montos: máquinas y aparatos (bienes de capital), y piezas y partes (para armando o reposición) son las que pueden llegar a montos mayores. Son importaciones de manufacturas de origen industrial que, si no ingresan, afectan a la producción industrial”.

A modo de comparación, el cupo para las once terminales automotrices es de u$s 231 millones mensuales, cifra que representa apenas el 50% de lo otorgado por dólar ahorro en las siete primeras ruedas de agosto.
En rigor, las importaciones de junio cayeron de u$s 6500 a u$s 5800 millones, mientras en el ambiente se dice que las de julio podrían caer por debajo de los u$s 5000 millones, ya que en las industrias se notan faltantes de insumos para la producción, pues el 80% de lo que se importa son piezas indispensables para la actividad industrial.

En este escenario, nadie se atreve a rechazar las DJAIs por escrito, sino que la demoran, no las responden, o aparecen DJAIs observadas. En el banco comercial, cuando el cliente va con la DJAI aporbada, le piden que pase la semana siguiente, y luego la otra, y así sucesivamente, y por lo bajo confiesan que el BCRA aún no le dio los dólares, porque está privilegiando a los ahorristas con cupo AFIP.

Ante esta problemática, las empresas están pensando qué hacer con su política de reposición, porque no sabe si podrán reponer la mercadería al valor que lo están vendiendo al público, entonces por las dudas se cubren aumentando los precios, los que genera inflación.

Anuncios

Gobierno negocia cupos con exportadores para acelerar el ingreso de dólares

abril 14, 2015
El ministerio de Economía junto con Agricultura anunciarán mayores cupos de exportación de trigo y maíz. Buscan desactivar la fuerte negativa de productores a comercializar su cosecha especulando con el próximo gobierno. Calculan que 20 millones de toneladas quedarán sin venderse hasta octubre a la espera de un nuevo valor para el dólar
 Negocian cupos de exportación para acelerar ingreso de dólares

Gobierno busca destrabar la entrada de dólares del campo.
No será la primera vez y probablemente tampoco la última. El Gobierno busca cerrar filas en torno a la posibilidad de que los exportadores adelanten una parte de su liquidación de dólares a cambio de un cupo más importante en la comercialización al exterior de trigo y maíz. El mecanismo –utilizado en numerosas oportunidades durante 2014– buscaría alimentar las reservas del Banco Central, en momentos donde crece en forma sustancial la demanda de dólar ahorro y la perspectiva del resto del año no genera certidumbre, ya que habrá que pagar vencimientos de deuda relevantes con esas mismas divisas. Por ahora, se negocia un cupo adicional de entre 500.000 toneladas y 1 millón para el trigo (que se suman a los 2,5 millones autorizados el año previo). En cuanto al maíz se habilitarían 2 millones de toneladas más, cuando el año pasado se había acordado un cupo de 8 millones.
Varios datos fortalecen las gestiones de Economía pero, también, la permeabilidad de los exportadores. Es que Kicillof & Co. han detectado que existe entre los productores cierta expectativa con la idea de “sembrar trigo con la actual administración y cosecharlo con el próximo gobierno”. En este contexto, el rumor generó expectativas en el mercado de granos desde hace unos días, dado que se especulaba con un impulso a los precios del castigado cereal.
Por un lado, el dato que circula en varios despachos del ministerio de Economía es que, según las proyecciones, varios sectores del agro “embolsarían” sus granos hasta octubre, con la finalidad de lograr mejores condiciones económicas una vez elegido el nuevo Gobierno: el número que se maneja en el sector es de 20 millones de toneladas, algo similar a los 18 millones de toneladas que habían resguardado en 2014 hasta comienzos de octubre especulando con un reacomodamiento del tipo de cambio. Del universo de 58 millones de toneladas que podrían cosecharse, el 35% quedaría en silobolsa hasta nuevo aviso.
Por otro lado, el freno a la devaluación para mantener la inflación por debajo del 2% mensual echa por tierra cualquier especulación por parte de los productores y exportadores. En lo que va del año, el Banco Central apenas devaluó la moneda 4,6% y en los últimos 12 meses ese cálculo arroja solamente un 10% frente a la fuerte escalada de los precios.
Según estimaciones, con un saldo exportable teórico para el maíz que esta cosecha rondaría las 23 millones de toneladas, el margen de exportación sería de 14 millones, cuando los permisos llegan solamente a los 8 millones. En rigor, en los últimos dos meses del año previo, se oficializaron Registro de Operaciones de Exportación (ROEs) de maíz por 6,22 millones de toneladas aunque en lo que va del año se autorizaron ROEs por apenas 1,4 millón. A la vez, un dato que llama la atención es que al 25 de abril pasado, los exportadores habían comprado 7 millones de toneladas de maíz, 3 millones más que lo adquirido en la misma fecha de 2014. Para una fuente del sector, “esto revela que muchos exportadores parecen esperar que el Gobierno va a habilitar una cantidad mayor de exportación en breve”.
En octubre del año pasado, el Gobierno había alcanzado un compromiso con las cámaras de exportadores para ingresar u$s 5.700 millones antes de fin de año, al autorizar la exportación de 400.000 toneladas de trigo y 100.000 de harina adicionales, además de otras 500.000 toneladas de maíz correspondientes a la cosecha 2013-2014.
En el sector sostienen que las condiciones económicas deben cambiar para que el trigo y el maíz vuelvan a ser rentables. Señalan que el poder adquisitivo del trigo ha caído en el último año y que mientras en 2014 se necesitaban 2,7 toneladas del grano para construir un metro cuadrado en la ciudad de Córdoba; hoy se necesitan 6,3 toneladas. Lo mismo ocurre con el maíz, cuya necesidad de mayor producción creció de cuatro a 6,7 toneladas.
Por otro lado, la liquidación de divisas producto de la exportación de granos alcanzó en la última semana un acumulado anual de u$s 3.913,88 millones, la cifra más baja para la época del año desde 2007, cuando en ese mismo momento se registraron u$s 3.268,35 millones. Si se compara la última cosecha de soja, a la cual corresponde la actual liquidación, que alcanzó el récord de 55,6 millones de toneladas, con la de 2006, que fue la que se exportó en la primera parte de 2007, la diferencia es de 17,3% en favor de la recolección de 2014.Asimismo, los valores actuales de la oleaginosa, a u$s 350 la tonelada en el mercado de Chicago, son 25% superiores a los u$s 280 promedio de 2007. Sin embargo, la liquidación actual es apenas u$s 600 millones superior a la de hace ocho años atrás, y la más baja desde 2007 a esta parte. Esto da cuenta que los menores registros de divisas que se computan en la actualidad no responden ni a valores inferiores en stock de granos, como tampoco a malos precios de la soja en Chicago, sino a la mera especulación de los grandes productores. El último reporte de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) precisó que en la última semana se contabilizaron u$s 507 millones, 38,5% menos que lo registrado en la misma semana de 2014.

Exigen más datos a las empresas importadoras

noviembre 19, 2014

Pide conocer a los accionistas, la cantidad de empleados y otros números

Por Francisco Jueguen  | LA NACION

“Indique el porcentaje de capital extranjero sobre el capital total de la empresa; la firma, ¿pertenece a un grupo empresario?; especifique la cantidad de empleados registrados desde 2011 y cuál será su evolución hasta 2015.”

En un contexto de escasez de dólares, trabas a las importaciones y de mayor presión sobre las compañías que operan con divisas, esos requerimientos son sólo un ejemplo de la amplia información que el Gobierno les está exigiendo a todos los operadores del comercio exterior que deseen importar o exportar durante el año próximo.

La Secretaría de Comercio, que conduce Augusto Costa, ya no sólo demanda las proyecciones anuales en dólares de exportaciones e importaciones, sino que ahora requiere prácticamente un ADN de las empresas del sector.

El formulario, llamado “Plan de inversión, empleo, producción y comercio exterior”, al que accedió LA NACION, y que se deberá entregar antes de fines de mes, reclama información a las compañías sobre ventas, financiación, proyectos de inversión y perfil de la compañía y de la plantilla laboral, entre otros detalles novedosos.

Las renovadas exigencias oficiales se dan en momentos en que aumenta la presión estatal sobre las empresas. Anteayer, el Gobierno anunció la creación de la Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de las Operaciones de Comercio Exterior, que se encargará de denunciar las operaciones de subfacturaciones y sobrefacturaciones.

“Lo más notorio es que se pretende la identificación del nivel de vinculación que tiene la empresa”, afirmó Diego Pérez Santisteban, presidente de la Cámara de Importadores (CIRA).

En el sector estiman que los nuevos pedidos de información que reclama Comercio están en consonancia con las multas a Procter & Gamble, la sentencia favorable que la AFIP logró en la Justicia contra la multinacional exportadora que no liquidó sus divisas y la presión sobre las casas de cambio.

“Si pertenece a un grupo empresario deberá completar un plan de inversión con la información de cada empresa del grupo”, afirma como novedad la planilla oficial. Además, entre las nuevas demandas de información aparece la pregunta sobre el peso del capital extranjero en la empresa, la evolución de la plantilla laboral desde 2011 y su proyección a 2015, y si la empresa pertenece a un grupo empresario.

En la solapa en la que se exige un detalle de los proyectos de inversión de la empresa se requiere como novedad información sobre el “impacto de la inversión productiva”, en la que se demandan los metros cuadrados en los que se ampliaron las plantas y cuánto se incrementó la capacidad instalada en los últimos años. Estas preguntas no son casuales. La semana pasada el Gobierno decidió ampliar en US$ 96 millones hasta fin de año las divisas disponibles para las automotrices que hayan anunciado o ya estén implementando nuevos desembolsos.

Por último, la planilla agregó una nueva solapa llamada “RR.HH. e innovación” en la que se exige el número de locales industriales, la cantidad de empleados en la empresa de acuerdo con su tipo de educación y la de personas dedicadas a actividades de innovación e investigación y desarrollo.

El Gobierno abre cuentas en Hong Kong para evitar embargos de préstamos chinos

octubre 30, 2014

El Banco Central (BCRA) deberá abrir cuentas en Hong Kong para recibir el dinero de los préstamos chinos para las represas de Santa Cruz y el tren Belgrano Cargas a resguardo de los potenciales embargos de los fondos buitre. Así lo acordaron los presidentes de Argentina y China, Cristina Fernández y Xi Jinping, en una videoconferencia que mantuvieron en la noche del martes.

Los desembolsos chinos para las obras y el swap cambiario se dilatan por cuestiones burocráticas, indicaron distintas fuentes oficiales y del sector privado al tanto de las operaciones. Uno de los obstáculos es que el país asiático pidió generar una ingeniería financiera para evitar que el dinero pueda caer en manos de los holdouts que litigan contra Argentina. NML Capital pidió una acción de discovery contra China por su “alianza estratégica” con el país.

Por eso, ambos gobiernos acordaron que el Banco Central abrirá en las próximas semanas cuentas en las sedes que los bancos ICBC y Bank of China tienen en Hong Kong. Los chinos girarán el dinero desde Beinjing a ese polo financiero y allí quedará a disposición de la autoridad monetaria argentina.

Después del default técnico de los bonos Discount (al que hoy se sumará el de los bonos Par), las autoridades chinas ratificaron el desembolso de los créditos para las represas Néstor Kirchner y Jorge Cépernic de Santa Cruz y para el Belgrano Cargas. Las represas están a cargo de Electroingeniería y la china Gezhouba y fueron valuadas en u$s 4.700 millones, que aportarán bancos chinos con el ICBC a la cabeza. Para refaccionar el Belgrano cargas, obra a cargo del Ministerio de Interior y Transporte, China aportará u$s 2.100 millones, aunque cerca de la mitad se utilizará para comprar material rodante y no representará un ingreso de divisas. Sin embargo, los chinos endurecieron las condiciones para proteger sus activos.

Fuentes al tanto de la operación estiman que los primeros desembolsos ingresarán en noviembre, aunque distintos trámites y el pedido chino de salvaguardar el dinero podrían demorar más los giros y el consecuente inicio de las obras. En el caso de las represas, deberían ingresar unos u$s 500 millones.

Acelerar

La Presidenta pidió a su par chino acelerar los trámites para efectivizar esos desembolsos, que el Gobierno necesita no sólo para engrosar las reservas del Banco Central, sino también para darle un empujón a la alicaída actividad económica con la obra pública.

Cristina y Xi acordaron que entablarán una reunión bilateral en Brisbane, Australia, durante la cumbre de líderes del G-20, los próximos 15 y 16 de noviembre. “Estoy dispuesto a mantener una estrecha comunicación y contactos con usted, dándole la bienvenida para que visite China en el momento que considere apropiado y esperando encontrarnos nuevamente en la Cumbre del G20 de Brisbane en noviembre‘, dijo Xi, según la agencia oficial de noticias china Xinhua. La visita de la Presidenta a Beijing, prevista para esa fecha, sería pospuesta para enero o febrero próximos.

Cristina devolvió gentilezas: “Declaramos conjuntamente el establecimiento de la asociación estratégica integral China-Argentina, aprobamos el programa modernizado de las estaciones hidroeléctricas Néstor Kichner y Jorge Cepernic, así como el ferrocarril de carga Belgrano Cargas, y acordamos la participación de empresas chinas en la construcción de la planta de energía nuclear de Argentina”, dijo durante la videoconferencia, según Xinhua.

En paralelo, el Banco Central de Alejandro Vanoli buscará dar comienzo al swap cambiario con el Banco Popular chino antes de fin de año, según fuentes oficiales. Al asumir a su cargo, el nuevo presidente del Central se mostró sorprendido porque su antecesor, Juan Carlos Fábrega había dado por iniciado el swap. Vanoli viajó a la cumbre del Banco Mundial y el FMI, entre otras cosas, para acelerar la operación con su par chino, aseveraron fuentes al tanto de las gestiones. La intención oficial es que ingresen unos u$s 1.000 millones de aquí a diciembre para reforzar las reservas.

El Banco Central promete acelerar el desembolso de dólares a los importadores

septiembre 29, 2014

El Banco Central promete acelerar el desembolso de dólares a los importadores // // // // // // // // // -1){
var current_css = $j(‘body’).css(‘font-family’);
$j(‘body’).css(‘font-family’, current_css);
setInterval(function() {
var current_css = $j(‘body’).css(‘font-family’);
$j(‘body’).css(‘font-family’, current_css); }, 5000);
}
});

// ]]>

29-09-2014 Ratificó, además, que las compras y ventas al exterior se seguirán realizando al tipo de cambio oficial, que el viernes cotizó a $8,44
El Banco Central promete acelerar el desembolso de dólares a los importadores // // // // // // // // // -1){
var current_css = $j(‘body’).css(‘font-family’);
$j(‘body’).css(‘font-family’, current_css);
setInterval(function() {
var current_css = $j(‘body’).css(‘font-family’);
$j(‘body’).css(‘font-family’, current_css); }, 5000);
}
});

// ]]>

a autoridad monetaria, que preside Juan Carlos Fábrega, emitió el viernes un comunicado oficial para aclarar que toda la operatoria de comercio exterior se continuará canalizando a través del mercado único de cambios.

De lo contrario, la diferencia entre el valor oficial del dólar y el que se consigue en la Bolsa hubiera impactado fuertemente en los precios o un nuevo derrumbe en las importaciones.

El Banco Central ratificó así que las compras y ventas al exterior se seguirán realizando a un dólar que el viernes cotizó a $8,44, al salir al cruce de versiones que indicaban que los importadores deberían adquirir divisas en la Bolsa de Comercio, donde el billete superó los $14.

“El Banco Central reitera que el único canal legal para efectuar operaciones de cambio tanto para ingresos como egresos, es el mercado cambiario vigente en el país a partir del Decreto 260/2002″, señaló la autoridad monetaria.

La confusión se generó en los últimos días luego de que algunos bancos privados aconsejaran a sus clientes importadores recurrir a la Bolsa de Comercio para comprar legalmente dólares a través de las operaciones de contado con liquidación y, de esa forma, hacerse de los dólares necesarios para cubrir los pagos.

Este habría sido uno de los factores que impulsó a una fuerte suba del “dolar-Bolsa” y del “contado con liquidación“, que se dispararon por encima de los 14 pesos y terminaron impactando en el mercado ilegal, en donde el billete superó ampliamente los 15 pesos.

Paralelamente, Fábrega les prometió hacia el final de la semana pasada a los importadores una mayor disposición en la cantidad de dólares que se autorizan desde la entidad monetaria para que los bancos puedan entregarles a sus clientes las divisas necesarias para cancelar sus respectivas y atrasadas facturas de importación, confió a El Cronista Miguel Ponce, el vocero de la Cámara de Importadores.

Y precisó que, en la práctica, las autorizaciones se adelantaron: los últimos tres días de la semana, pero con mayor fuerza el viernes, se registró un altísimo nivel de habilitaciones por parte del Banco Central si se lo compara con el promedio del resto del año. Otra fuente del sector añadió que también creció la cantidad de Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) que aprobó la Secretaría de Comercio que conduce Augusto Costa.

Importadores piden audiencia con el Gobierno por trabas para obtener dólares

febrero 24, 2014

Preocupa al sector el pedido oficial para postergar los plazos de pago hacia los 120 días, cuando hoy ronda los 45. También las restricciones del BCRA para cancelar los pagos

por NATALIA DONATO Buenos Aires

Las buenas intenciones del secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, para liberar importaciones se contradice cada vez más con la tarea del Banco Central de cuidar los dólares, que siguen escaseando. El Gobierno le pidió a las empresas que retrasen los plazos de pago de sus compras al exterior y la entidad monetaria sólo libera automáticamente divisas para operaciones de hasta u$s 200.000, aún con la Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) aprobada. Este esquema, que sin ninguna norma escrita que lo sustente hasta el viernes se mantenía vigente, generó un fuerte malestar en el sector importador, que pidió una “audiencia urgente” con el equipo económico para esta semana.
Así lo adelantó el gerente de la Cámara de Importadores (CIRA), Miguel Ponce, quien además afirmó que de acuerdo con información de varios socios de la entidad y de los operadores de comercio exterior de los bancos, la liberación de los dólares para pagar las importaciones es a cuentagotas y que en los casos de pagos superiores a los u$s 300.000, la empresa debe realizar el pedido directamente al BCRA.
Según precisó Ponce, para pedidos de hasta u$s 200.000 el banco los autoriza automáticamente; para los que oscilan entre los u$s 200.000 y los u$s 300.000 la entidad le pide permiso al Central y para las operaciones que superan ese monto la firma debe recurrir a la entidad monetaria por su cuenta. Estas restricciones están en línea con el pedido que les realizaron el ministro de Economía, Axel Kicillof, y Costa hace tres semanas a unos 70 grandes empresarios vinculado con los plazos de pago.
En ese encuentro, los funcionarios invitaron a los directivos de las compañías a negociar con sus casas matrices y sus proveedores la extensión de los plazos para cancelar las importaciones. Ello implica regresar a los niveles históricos de financiación que oscilaba entre los 110 y los 130 días. Ese plazo hoy promedia los 45 días y la tendencia es acercarse lo más posible al pago contado debido a la incertidumbre existente en torno al valor de convergencia del dólar. Nadie cree que la divisa se mantenga en $ 8 y los empresarios prefieren asegurarse el precio antes que financiarse a riesgo de que suba el tipo de cambio.
La CIRA pidió una reunión con el secretario de Comercio Interior para repasar el estado de situación y analizar cómo continuar con la operatoria, que genera mayor incertidumbre al sector. “Ratificamos lo acordado con Costa en el sentido de normalizar las actividades de comercio exterior y estamos esperando tener en claro esta nueva realidad. Queremos que haya reglas claras para la actividad”, aseguró Ponce, al agregar que de acuerdo con el mensaje de Kicillof, las pequeñas y medianas empresas así como también las firmas del rubro cultural o de sectores críticos como el de medicamentos no tendrán dificultades en adquirir las divisas para saldar las operaciones.
El Gobierno espera poder normalizar la venta de divisas entre marzo y mayo, cuando espera recibir los dólares de la cosecha gruesa. Pero dependerá de cuánto quieran vender los productores y cuánto liquiden los exportadores. Las reservas se ubican hoy en los u$s 27.675 millones y si bien se estabilizaron en febrero, en lo que va del año cayeron u$s 2.924 millones.

Alertan sobre trabas a fertilizantes

noviembre 15, 2011
Mientras las empresas de fertilizantes y agroquímicos mantendrán hoy una reunión para debatir sobre la exigencia del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para que frenen o posterguen por 15 días los pagos de insumos al exterior, a cambio de poder importar con libertad, el presidente de Coninagro, Carlos Garetto, salió a alertar sobre las consecuencias que ese tipo de restricciones tendrá sobre la producción agrícola 2011/12.
“Si se aplican restricciones a la importación de agroquímicos vamos a tener serios problemas en la calidad de nuestra producción”, remarcó Garetto, quien enfatizó que la soja, principal cultivo y generador de divisas del país, “necesita muchos fungicidas últimamente y son todos productos o drogas importadas”.
Y abundó que en el caso de los fertilizantes, el grueso ya se encuentran el el país, como “los macronutrientes, puede que todavía en algunos casos y para algunas producciones se necesite otro fertilizante”, dijo Garetto. Y puntualizó: “en el caso de los agroquímicos sí es importante (si hay restricción), porque falta todo lo que es la etapa de control” de plagas de la cosecha gruesa.
El presidente de Coninagro dijo que no hubo comunicación oficial sobre trabas a la importación de esos insumos. Sin embargo, se supo que Moreno llamó a compañías del sector –hizo con otras tantas de otros sectores tal como anticipó El Cronista en su edición del viernes 11– para que suspendieran o postergaran dos semanas los pagos a sus proveedores del exterior, a fin de controlar la fuga de divisas.
Según trascendió, las empresas agroquímicas mantendrán hoy un encuentro para consensuar una postura ante la presión oficial, que se dio de manera informal, lo que –aducen en el sector como ocurrió en otros– dificulta las explicaciones del caso que deberían darse a los proveedores del exterior para postergar pagos.
 
Fuente: el cronista comercial

Piden a empresas que demoren el pago de importaciones y utilidades

noviembre 11, 2011

La constante fuga de divisas locales hacia el dólar obligó a algunos funcionarios del Gobierno a desempolvar el manual de la heterodoxia cambiaria K, que se había utilizado por última vez a finales de 2008 y principios de 2009, en medio de la efervescencia financiera por la crisis que había comenzado con la quiebra de Lehman Brothers.
Junto a medidas institucionales, como las restricciones para comprar divisas sin previa autorización de la AFIP, durante las últimas semanas un grupo de funcionarios comenzó a pedir a las empresas más grandes del país que demoren “en 10 o 15 días el pago de bienes y servicios a proveedores del exterior”, según relataron sus interlocutores a El Cronista, bajo pedido de reserva. El reclamo fue confirmado en varias empresas.
Entre los hombres de negocios consultados apuntaron tres nombres (o miembros de su entorno): el primero fue el de Guillermo Moreno, el secretario de Comercio Interior que, luego de varios años haciendo trabajos de los más variados en la función pública –desde el control de precios hasta el manejo de la crisis energética– tiene una agenda completa con los nombres de los intermediarios, lobbistas y timoneles de todas las compañías importantes del país.
En segundo término, mencionan al ministro de Economía y vicepresidente electo, Amado Boudou, y en tercer lugar a Ricardo Echegaray, el titular de la AFIP, quien ayer negó que desde el organismo recaudador se pongan en contacto con empresas para reclamarles que no compren dólares.
Los empresarios temen que el hasta ahora pedido se transforme en una orden de interrumpir las compras de divisas extranjeras si no cede la presión de la moneda americana sobre el peso.
“¿Qué gana el Gobierno si demoran sólo 15 días el pago de importaciones”, le preguntó El Cronista a un ejecutivo habituado a pisar despachos oficiales. “No lo sabemos. Nos preocupa que piensen en soluciones de tan cortísimo plazo”, respondió.
Esa es una de las discusiones que, si bien no traslucen, acapara las conversaciones en el seno de la Unión Industrial Argentina (UIA), la principal central empresaria del país.
Los representantes del sector productivo también están preocupados por otra medida referida al dólar: la negativa del Gobierno a autorizar el giro de divisas al exterior en concepto de dividendos. Moreno amenazó ayer a los presidentes de empresas multinacionales automotrices, alimenticias y de servicios con aplicarles represalias si siguen girando utilidades a sus casas matrices. Y les pidió una tregua hasta fin de año, cuando la presidenta Cristina Fernández asuma su segundo mandato.
“Le pedimos a Moreno resoluciones y medidas que nos permitan justificar el freno al giro de los capitales al exterior, dado que desde nuestra casa central nos piden que mandemos plata para fortalecerles las finanzas, que están afectadas por la crisis financiera”, explicó un ejecutivo de esas empresas. La versión se repitió en otras firmas.
En todos los despachos apuntan a que el caso de YPF es paradigmático. En la reunión de Directorio que se realizó el segundo día de este mes, Roberto Baratta, coordinador del Ministerio de Planificación y director del Estado en la empresa, votó en contra de la distribución de dividendos prevista por la empresa. No es un caso más: YPF pertenece en un 25% a la familia Eskenazi, de buen diálogo con el Gobierno. Pero reparte la enorme mayoría de sus ganancias (un 90%), que tienen como destino el exterior.

Fuente: el cronista