Posts Tagged ‘europa’

Mientras la Argentina defiende las DJAI, la OMC pide al G20 eliminar proteccionismo

noviembre 7, 2014

En un informe publicado ayer, y a días de la Cumbre del G20 en Australia, la institución reveló que de las 1.244 medidas aplicadas desde el 2008, sólo 282 fueron removidas

A pocos días de que se realice la Cumbre del G20 en la ciudad australiana de Brisbane, a la que finalmente no viajará la presidenta Cristina Fernández, la Organización Mundial de Comercio (OMC) le reclamó ayer a los países miembros que reduzcan las medidas de protección de sus economías, tal como lo prometieron en la reunión del año pasado en San Petersburgo. El organismo publicó un informe ayer en el que detalla que de las 1.244 medidas de protección registradas entre octubre de 2008 y octubre de este año, sólo 282 fueron removidas, por lo que aún rigen 962 en los 19 países más la Unión Europea, que integran el G20. A su vez, el 12% de ellas comenzaron a aplicarse en el último año. “Las medidas restrictivas al comercio siguen aumentando, a pesar de las promesas”, afirmó el organismo en su documento, en el que insiste en remarcar los “daños del proteccionismo” y la necesidad de avanzar en la liberalización de la economía.
Este reclamo de la OMC se produce en momentos en que la Argentina mantiene un conflicto abierto con el organismo justamente por las trabas a las importaciones, que comenzaron con las licencias no automáticas y luego se transformaron en las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI).
En respuesta a una demanda iniciada por la Unión Europea, Estados Unidos y Japón, a fines de agosto el organismo falló en contra de la Argentina al dictaminar que las herramientas que el Gobierno aplicó en los últimos años para limitar el ingreso de mercadería del exterior son “incompatibles” con la normativa del organismo. De todos modos, ahora resta un largo camino por recorrer hasta llegar, en el peor de los casos, a represalias por parte de los países afectados, ya que la Argentina optó por la apelación y llevar el caso hasta la última instancia judicial.
Como parte de la estrategia de defensa argentina, esta semana viajó a Ginebra, Suiza –donde tiene la sede la OMC– el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, Adrián Nador. La Argentina comunicó a fines de septiembre su decisión de apelar el fallo ante el Organo de Apelación, en tanto que a los pocos días Europa presentó otra apelación. El objetivo de Nador es mantener un encuentro con este órgano de la OMC a los efectos de justificar la solicitud de apelación. “El gobierno argentino está buscando comprar tiempo y extender la no solución de este conflicto comercial para que el próximo Gobierno tenga que resolverlo”, consideró un analista de comercio exterior.
De acuerdo con el informe dado a conocer ayer por la OMC, desde el año en el que estalló la crisis (2008), las restricciones a las importaciones vigentes cubren alrededor del 4,1 % del valor de las importaciones globales de mercadería y alrededor del 5,3 % de las correspondientes al bloque G20, por un total de u$s 757.000 millones.
En su análisis, el organismo advirtió que la situación actual requiere que los países del grupo muestren “contención” a la hora de tomar decisiones relacionadas con ese tipo de medidas y avanzar en la eliminación de las que siguen en vigencia. Pero en un movimiento contrario, las economías del G20 han aplicado únicamente entre marzo y octubre pasados 93 nuevas medidas comerciales que obstaculizan el comercio, lo que equivale a 18 medidas por mes.

Fijan nuevas restricciones a la exportación de biodiesel a la Unión Europea

febrero 6, 2013

La flexibilización que otorgó España a la Argentina para que pueda seguir vendiéndole biodiesel fue empañada por una medida adoptada por la Unión Europea contra las ventas de ese combustible al continente.

El mismo día que el gobierno de Cristina Fernández decidió mantener en suspenso la demanda realizada ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra España no pidió la conformación del panel en respuesta al gesto realizado por el país, la Comisión Europea determinó que todas las importaciones de biodiesel provenientes de la Argentina e Indonesia deberán ser registradas en su Aduana, en el marco de la investigación por dumping que promueven las autoridades del bloque.
La decisión incluye la posibilidad de que se establezcan derechos retroactivos, si se comprueba que hay prácticas especulativas.

Esta medida, ya descontada por el mercado, provocó la parálisis total de las exportaciones de biodiesel argentino a la UE en las últimas semanas, que ya se habían resentido fuertemente en 2012 por la coyuntura europea y la competencia del aceite de palma proveniente de Indonesia.

Por lo tanto, la decisión de España de flexibilizar la norma que había excluido a la Argentina como proveedor del combustible ya descontaba que Europa protegería su mercado, afirmó un experto en comercio internacional. El gobierno de Mariano Rajoy había decretado que sólo podrían vender biodiesel a España las plantas que estuvieran radicadas dentro de Europa, decisión que luego fue modificada para eliminar el coto geográfico. De todas maneras, la exportación no será libre, sino que regirá un sistema de cupos para el cual los exportadores de biodiesel deberán inscribirse.
Este esquema ya implicará una restricción al comercio, que podría sumarse a los derechos retroactivos que eventualmente fije la UE contra las importaciones que considere especulativas y que ingresen a precios de dumping.
Según un comunicado de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), ese registro obstaculiza aún más las exportaciones de este producto originadas en la Argentina y la medida se basa en fundamentos erróneos por parte de los productores europeos, sobre que las importaciones, presuntamente objeto de dumping, estarían aumentando.

Por el contrario, la entidad indicó que las exportaciones hacia la UE disminuyeron y no existe prueba alguna de que las mismas son objeto de dumping. La institución dijo que junto a sus miembros continúan cooperando con las investigaciones anti-dumping y anti-subsidio, que permitirán probar que los alegatos de prácticas comerciales desleales carecen de fundamento.

Por la crisis Europea, Dilma acelera la estrategia de comercio con emergentes

noviembre 15, 2011

FERNANDO EXMAN Brasilia

 Preocupado por la retracción de la actividad en Europa debido a la crisis financiera y económica que sacude a ese continente, el gobierno de Dilma Rousseff se convenció de que no podrá contar con los países de la Unión Europea para mantener el crecimiento de las exportaciones brasileñas en 2012.
En una reunión reciente en el Palacio do Planalto, la presidenta y sus principales auxiliares decidieron estudiar alternativas para redirigir los productos que normalmente se embarcarían al mercado europeo.
Dos consecuencias inmediatas de ese análisis pueden observarse en el ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior (MDIC). El ministro Fernando Pimentel volverá a África en los próximos días, donde buscará recoger los frutos de los negocios visualizados en el viaje de Rousseff al continente. Pimentel irá a Angola, Sudáfrica y Mozambique. Esa cartera piensa crear mecanismos de financiamientos “personalizados” para exportar a mercados en los que el comercio exterior esté expuesto a riesgos más altos. Como reveló Valor, el gobierno prepara una estrategia para reforzar la presencia brasileña en África. El Ejecutivo también piensa profundizar las acciones de promoción comercial en Medio Oriente y América latina. En otro frente, mantendrá los esfuerzos para combatir las barreras comerciales que enfrentan los productos nacionales en el mercado internacional.
‘El mercado europeo es un mercado que, de hecho, requiere atención de nuestra parte‘, comentó la secretaria de Comercio Exterior del ministerio de Desarrollo, Tatiana Lacerda Prazeres. “Las opciones para las exportaciones brasileñas son aquellos mercados que crecen a un ritmo mayor. Estamos atentos a las nuevas fronteras del comercio exterior. La idea es que podamos reforzar nuestra actuación en los mercados menos tradicionales, que son los más dinámicos”.
La advertencia tiene fundamento. Los números de la balanza comercial de octubre mostraron una desaceleración de las exportaciones a la Unión Europea (UE) el último mes, en relación al mismo período de 2010. Las ventas a América latina y El Caribe (excepto Mercosur) crecieron 44,5% en octubre, mientras a Estados Unidos crecieron 39,3%, a África avanzaron 33,5%, a Asia 23,8% y al Mercosur 20,6%.
En tanto, las exportaciones a la UE subieron 13,2% en octubre, una desaceleración significativa ante el aumento de 27% verificado en el acumulado de enero a octubre. Por ahora, los embarques de Brasil a la UE suman u$s 44.300 millones en 2011.
“Las exportaciones (para la UE) crecieron a un ritmo más lento. Es algo atípico”, constató la secretaria de Comercio Exterior del MDIC.
La pauta de exportaciones de Brasil a los países de la UE se compone sobre todo de productos básicos. Pero de acuerdo con el ministerio, se registraron caídas en los embarques de aviones (-37%), automóviles de pasajeros (-80,4%), calzados (-32,2%), muebles (-29%), vehículos de carga (-22%), heladeras y congeladoras (-45%). Como se trata mayoritariamente de productos de consumo, esos datos pueden indicar la caída del poder adquisitivo de los consumidores del bloque.
Desde el punto de vista de los países, disminuyeron las participaciones en las exportaciones brasileñas de Alemania, Reino Unido, España y Bélgica. En tanto, las ventas para el este europeo, Austria, Suecia y Finlandia crecieron más que el promedio de las exportaciones para el bloque.

 
Fuente: valor