Posts Tagged ‘industria’

La prioridad china ahora es ayudar a Brasil

junio 17, 2015
  • 07/06/15 Clarin

mirada globalSegún altos funcionarios chinos, la estrategia de desarrollo industrial de los países emergentes convierte la fase de globalización en sinónimo de participación en el sistema integrado transnacional de producción, destaca el columnista. El objetivo de la inversión china en Brasil, agrega, es ahora diversificar la producción industrial, “…fusionándola con las tecnologías más avanzadas de EE.UU. y Europa”. En un nuevo ciclo, el gigante asiático se está convirtiendo en la principal palanca para el desarrollo industrial de América del Sur.

China ha modificado en sus raíces su estrategia de vinculación con América del Sur, y en especial con Brasil, principal país industrial de América Latina y único que logró industrializarse a través del ciclo completo de sustitución de importaciones, y llegó incluso a la fase de exportación de manufacturas (1968 / 1972).

El primer ministro Li Keqiang anunció en Brasilia (19-05-15) la creación de un fondo de desarrollo industrial (US$30.000 millones) para impulsar la internacionalización productiva de la manufactura brasileña y por extensión de América del Sur.

El Fondo Soberano chino (CIC / US$685.000 millones) estableció esa semana un fondo especial de US$70.000 millones destinado a “…promover las exportaciones de la capacidad industrial china”, diferenciándola de la venta de bienes manufactureros en el exterior.

“Se trata –dijo Gu Dawei, titular de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC), organismo de planificación de la República Popular– de exportar la industria china como un todo, a través del traslado al exterior de su capacidad manufacturera”. Son las inversiones directas (IED /greenfield) de nuevas plantas y sistemas de equipamiento industrial.

Por eso señaló Li Keqiang que China quiere ayudar a Brasil “ … a diversificar su economía y la estructura de su comercio exterior (centrado hoy en las exportaciones de materias primas / 62% del total en 2014); y esto exige ante todo elevar la calificación (upgrading / nivel de productividad) de su industria”.

“En este momento –advirtió Li Keqiang en la CEPAL, cuna de la estrategia de industrialización sustitutiva de América Latina– los países avanzados pujan por reindustrializarse, y el mundo emergente necesita promover su industrialización y urbanización; y esto exige avanzar dentro de la cadena internacional de producción, en el momento en que experimenta una nueva revolución industrial”.

Los términos de Li Keqiang son inequívocos: la estrategia de desarrollo industrial de los países emergentes convierte la fase de globalización en sinónimo de participación en el sistema integrado transnacional de producción.

El desarrollo industrial es hoy igual a internacionalización productiva; y esto exige, a diferencia de la etapa de industrialización sustitutiva (1950-1974), abrir en forma profunda e irreversible la economía nacional. Terminó históricamente la etapa del desarrollo doméstico.

“El continuo avance de la globalización –precisó Li Keqiang– implica que los países modifican continuamente los lugares que ocupan en la cadena transnacional de producción; y al hacerlo (es el caso de China en los últimos 6 años), trasladan a los países emergentes líneas industriales de producción de bienes de equipo y capital así como capacidades de gestión empresarial y tecnologías avanzadas.” El objetivo de la inversión china en Brasil es ahora diversificar la producción industrial, “…fusionándola con las tecnologías más avanzadas de EE.UU. y Europa”.

Brasil atrajo US$62.495 millones de IED en 2014, que aumenta a US$96.851 millones si se agrega la reinversión de ganancias de las compañías transnacionales. Por eso se ha convertido en el 3er. país del mundo en atracción de IED, después de China y Estados Unidos. También absorbe prácticamente la totalidad de la IED manufacturera china en América Latina (90% del total / US$1.100 millones).

Comienza un nuevo ciclo en el vinculo bilateral China /América del Sur. El comercio entre las dos partes creció 22 veces entre 2000 y 2014, y 90% de la IED china se destinó a minería e hidrocarburos.

Ahora China se convierte en la principal palanca para el desarrollo industrial de América del Sur.

Los capitales extranjeros avanzan en la industria farmacéutica local

septiembre 16, 2011
Si bien la industria farmacéutica argentina sigue siendo dominada por laboratorios nacionales, el desembarco de capitales extranjeros a este negocio se viene acelerando, por lo menos en los últimos tres años.
En especial, grupos europeos y de países vecinos han protagonizado varias operaciones, siendo el caso más reciente el del brasileño Cristála, que pagó u$s 10 millones por IMA, laboratorio especializado en liofilizados oncológicos y con una planta ubicada en el porteño barrio de Colegiales.
De hecho, según el sitio especializado Pharmabiz, entre 2008 y este año se concretaron ocho operaciones de traspasos por un monto global cercano a los u$s 400 millones. El más grande fue la venta de Phoenix al británico GSK, en 2010. El laboratorio propiedad de la familia Sielecki fue vendido en u$s 253 millones, aunque sus dueños permanecieron en el negocio controlando Elea.
También se destaca el caso del francés Sanofi, que en 2008 se quedó con Gramón y el año pasado sumó la planta local de Schering Plough. O el de los anglo suecos AstraZéneca, que en 2009 adquirieron Rontag.
Otro caso es la llegada de laboratorios de países vecinos ya que, además de Cristála, el también brasileño Eurofarma se quedó con Quesada el año pasado. A esto se suma el desembarco de los chilenos de Recalcine en Northia, sumando este activo a Fada Pharma y a otros laboratorios más chicos que ya controlan en el país. También los fondos inversores apuestan a este negocio como lo demuestran los u$s 20 millones que pagó Advent para sumar LKM.
Sin embargo, las razones de estos desembarcos no parecen ser las mismas en todos los casos. Crecer sumando volumen, adquirir laboratorios con plantas habilitadas para exportar a mercados de la región, o consolidarse como grupos de alcance regional son algunas.
También atrae el buen desempeño del mercado local, que aceleró su crecimiento en 2010, con una facturación de $ 18.128 millones contra $ 14.423 millones de 2009.
En este sentido, un informe de IMS, empresa líder en auditar la industria farmacéutica mundial, pronostica el posible ingreso de nuevos jugadores globales y regionales al mercado argentino para los próximos años.
“Esto se debe a la búsqueda de oportunidades en mercados emergentes y a la obtención de masa critica regional”, agrega el trabajo que también establece que estos ingresos “se darán mediante green-fields, adquisiciones selectivas de productos y/o de portafolios”.
En el caso de las compras selectivas de cartera de productos, también le han permitido a los laboratorios extranjeros avanzar un poco más en el mercado local. Algunos ejemplos de estas estrategias fueron los traspasos de marcas protagonizados por Investi, Nycomed, Biotoscana, que se quedaron con marcas y productos nacidos de laboratorios argentinos.
Pero aun cuando la avanzada internacional ha sido fuerte en los últimos años, el sector sigue siendo mayoritariamente argentino. Es más, varias compañías locales han emprendido negocios en el exterior como Bagó, Roemmers y Raffo que poseen plantas en mercados regionales como Uruguay, México o Colombia.
A nivel general, el sector se compone de 250 laboratorios nacionales y extranjeros, que abastecen fundamentalmente al mercado interno. A su vez, existen cuatro grandes distribuidoras, 445 droguerías y alrededor de 13.000 farmacias. Aproximadamente el 51% de los laboratorios son nacionales el y 49% multinacionales, mientras que en facturación las empresas nacionales representan 58% de la industria y las extranjeras, 42 por ciento.
En el ranking global, los capitales extranjeros ocupan ocho de los puestos del top 20 de la industria que es liderada por el argentino Roemmers, con un volumen de ventas de $ 1.586 millones y 8,7% del market share, según datos del mercado.
En segundo lugar se encuentra Bagó ($ 990 millones y 5,5%) y en tercero aparecen los alemanes de Bayer con $ 806 millones y 4,4% del mercado.
Entre los extranjeros también se encuentran Ivax, Pfizer, Phoenix (ahora en manos británicas); Sanofi Aventis, Investi Farma, GSK, Novartis, Boehringer, entre otros.
 
Fuente: el cronista