Posts Tagged ‘lugo’

Mercosur evalúa suspender a Paraguay hasta agosto y apurar ingreso de Venezuela

junio 28, 2012

NATALIA DONATOMendoza, Enviada Especial

 El futuro de Paraguay como miembro pleno del Mercosur durante los próximos meses está en plena discusión en los tres países restantes del bloque y será el eje de la 43º Cumbre del Mercosur que arrancará hoy en el hotel Intercontinental de esta ciudad. Existe una fuerte molestia en la región por la forma en que fue destituido el ex presidente Fernando Lugo por el Parlamento y hay una clara vocación de fijar una posición al respecto, pero el tono de la declaración será definida recién mañana por la mañana, en un desayuno que tienen previsto los presidentes de la Argentina, Cristina Fernández; de Brasil, Dilma Rousseff, y de Uruguay, José Mujica. Diversas fuentes diplomáticas de las delegaciones argentina y brasileña manifestaron que si bien no hay nada definido hasta el momento, todo parecería indicar que las sanciones serían más políticas que económicas.

Una de las alternativas que se barajaban entre los técnicos ayer era suspender a Paraguay del Mercosur hasta agosto, cuando asuma el nuevo presidente electo democráticamente. Ello implicaría que el país esté marginado de tomar decisiones dentro del bloque, por lo que el Mercosur podría aprovechar para avanzar en varias cuestiones que estaban trabadas por la resistencia paraguaya. El ingreso de Venezuela como socio pleno es una de las alternativas que circulaban ayer por los pasillos del hotel donde se realiza la cumbre.

La entrada del país bolivariano al Mercosur estaba sujeta a la aprobación de los parlamentos de los países miembros, y Paraguay era el único donde el Senado lo tenía frenado. Si este país queda suspendido del bloque, Argentina, Brasil y Uruguay podrían avanzar en la decisión.

Si hay una postura que está consensuada es que el Mercosur no quiere perjudicar económicamente a Paraguay, por lo que, aún suspendido, seguiría gozando de los beneficios arancelarios del bloque. “Tenemos una deuda muy grande con Paraguay desde la guerra de la Triple Alianza y eso pesa. Es un tema muy delicado”, afirmó un diplomático argentino.

Este tema comenzó a discutirse entre algunos coordinadores políticos de las delegaciones ayer, pero hoy será ampliado en el encuentro del Consejo del Mercado Común, en el que se reúnen los cancilleres. En esta reunión, también podrían cerrarse propuestas económicas, como por ejemplo la puesta en marcha del Fondo de Garantías del Mercosur, tendiente a que pymes de la región puedan integrarse y obtener créditos con mayor facilidad.

En ese cónclave, del que también podrían participar los ministros de Economía de los países miembros y asociados –Chile, Venezuela, Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia–, también se discutirá la propuesta regional para elevar los aranceles extrazona a un conjunto de 100 posiciones arancelarias que debía tener elegido cada país para esta cumbre. Según fuentes diplomáticas, todavía no hay acuerdo en este tema, por lo que se presume seguirá en stand by. La Argentina pretendía, por ejemplo, que la lista sea de 400 posiciones.

Por la noche, Cristina agasajará a los presidentes con una cena en la bodega Escorihuela. Están confirmados los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; de Chile, Sebastián Piñera; de Colombia, Juan Manuel Santos; de Ecuador, Rafael Correa; de Brasil, Dilma Rousseff, de Perú, Ollanta Humala, y de Uruguay, José Mujica. El presidente venezolano, Hugo Chávez, estaría confirmado también.

Paraguay: el Partido Colorado es el gran ganador de la ofensiva opositora

junio 26, 2012

El viernes pasado en Asunción no se juzgó a un jefe de Estado, sólo se lo reemplazó a causa de su debilidad política. De origen porque compartió una alianza electoral con un partido en sus antípodas ideológicas, con el único objetivo de sacar del poder a su gran rival, el Partido Colorado, que gobernó durante más de 60 años al país. Y debilidad posterior porque no supo o no pudo construir un espacio político propio que lo sustentara. Entonces, ¿por qué si Fernando Lugo gozaba de tan pobre soporte institucional y faltando sólo nueve meses de las elecciones la oposición montó semejante parodia indefendible ante cualquier foro internacional?
Se puede pensar que el Partido Liberal, el del actual mandatario, necesitaba gozar del poder al menos unos meses para llegar con mayores chances a las próximas elecciones presidenciales.
Pero hay otra cuestión, ¿por qué se exponen a las obligadas sanciones del Mercosur y la Unasur dispuestas en sus cláusulas democráticas?
Es posible sospechar que la oposición temía que el ex obispo pudiera construir una alternativa electoral válida en estos meses, algo que a juzgar por las encuestas, que dan como claro triunfador al Partido Colorado, resulta poco creíble. Aunque no se puede descartar que ahora sí, en su nuevo rol de líder la resistencia, pueda encontrar ese apoyo.
El gran ganador de la jugada, entonces, parece ser el poderoso partido que sostuvo por 46 años a Alfredo Stroessner en el poder. No es difícil sospechar que ahora apostará a un rápido desgaste liberal aprovechando la franca minoría que tiene en el Congreso (1/3 de las bancas).
Una reposición en el poder es una posibilidad que ni el mismo ex mandatario debe querer en estas condiciones y la convalidación del golpe institucional es algo que los países de América no pueden tolerar. Entonces, y aunque la ley paraguaya lo impide, un adelantamiento de las elecciones parece ser la única solución posible. Algo que puede calmar las preocupaciones internacionales y que -todo indica-repondrá al mayoritario partido más rápidamente en la presidencia de su país.

Brasil, Uruguay y Chile descartan sanciones económicas a Paraguay

junio 26, 2012

VALERIA VINCENT Buenos Aires

 

 

 

Tras la reacción unánime e inmediata de los países de la región contra el juicio político express que terminó con la destitución del presidente paraguayo Fernando Lugo el viernes pasado, comienzan a verse ahora los matices en América latina sobre las posibles sanciones que podrían aplicarse a Paraguay. Mientras algunos países, como Venezuela y Bolivia, reclaman una respuesta más dura frente al quiebre del orden democrático en Paraguay –algo que rechaza el nuevo gobierno de Federico Franco, quien asegura que se siguió el proceso previsto en la Constitución– otros, como Brasil, Chile y Uruguay ya descartan adoptar represalias económicas.
El Mercosur dio el primer paso el domingo pasado al anunciar que excluía formalmente al país de la cumbre que se celebrará el próximo viernes en Mendoza, en una decisión firmada por la Argentina, Brasil y Uruguay (miembros plenos) así como por Venezuela, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú (estados asociados). Pero ahora el bloque se enfrentará al desafío inédito de tener que decidir sobre qué hacer con el socio más débil y pobre del bloque. Y en esto no hay unanimidad. Ayer se confirmó que, aprovechando la presencia de varios mandatarios, también se celebrará una cumbre de Unasur.
Hasta ahora, sólo Venezuela tomó una represalia económica concreta, al cortar el envío de petróleo a Paraguay. Ecuador y Bolivia aspiran a que el viernes se vaya en esa dirección.
Pero la idea de un bloqueo económico es poco probable que prospere. El gobierno brasileño de Dilma Rousseff criticó el quiebre del orden democrático pero ya dijo que no tomará medidas que “afecten al hermano pueblo paraguayo” ni se inmiscuirá en “asuntos internos”. En el mismo sentido Uruguay, que habló de un “golpe parlamentario”, afirmó que no adoptará sanciones económicas. “No somos partidarios de eso porque lo termina pagando la gente”, dijo el presidente José Mujica.
Por su parte, la presidenta argentina, Cristina Fernández, quien también habló de golpe de Estado, protagonizó ayer el primer desaire al nuevo gobierno paraguayo, al ignorarlo en una teleconferencia que celebró junto a Dilma, Mujica y el primer ministro chino, Wen Jiabao, donde se anunciaron acuerdos entre China y el Mercosur.
También Chile descartó adoptar sanciones económicas.
Ante este escenario de discrepancias, lo más probable es que las represalias de la región se limiten a aislar políticamente a Paraguay, excluyéndolo de los organismos hasta tanto no surja un nuevo gobierno de las urnas.
Al respecto, Mujica pidió a Franco que adelante las elecciones, previstas para abril.
“Al nuevo gobierno no le importa que no lo inviten a una cumbre. Lo que realmente teme son las sanciones económicas, que le apliquen la tarifa aduanera extra-zona o decidan implantar un impuesto a la soja que va hacia Brasil o Argentina”, opina el analista político paraguayo Marcello Lachi.
Paraguay exporta gran parte de su producción industrial y mercadería proveniente desde China a sus vecinos. Además, depende de las rutas y puertos de ellos para exportar carne y soja, ya que no tiene salida al mar.
Para el analista Juan Gabriel Tokatlián, Lugo necesita del “eco internacional” dada la delicada situación jurídica que se le puede presentar a futuro.
Ayer, Estados Unidos afirmó que todavía no determinó si hubo “un golpe en su sentido tradicional” en Paraguay pero dijo que está “preocupado” y consultará con sus aliados de la OEA qué medidas tomar. La OEA se reunirá hoy.
En tanto, en Paraguay, Franco tomó ayer juramente a su gabinete y logró apoyo judicial con el rechazo de la Corte Suprema a considerar inconstitucional el juicio político a Lugo.

Cumbre del Mercosur: Brasil reclamó una mayor protección comercial

junio 30, 2011

Los esfuerzos de los presidentes y ministros de los países del Mercosur para armonizar el desarrollo económico del bloque regional no lograron ocultar las tensiones comerciales que existen entre las naciones. En el marco de la 41º cumbre regional, que finalizó ayer en Asunción del Paraguay y de la que no participaron ni la presidenta Cristina Fernández ni su par venezolano Hugo Chávez, el mandatario anfitrión, Fernando Lugo, insistió en los históricos reclamos de su país en relación a las asimetrías, al tiempo que el secretario de Industria de Brasil, Alessandro Teixeira, planteó que aún existen “problemas de fluidez” en el comercio de su país con la Argentina.
El funcionario se refirió así a los problemas que se produjeron a raíz de la aplicación de licencias no automáticas al ingreso de autos a Brasil, así como a las demoras en la liberación de licencias para diversos productos por parte de la Argentina.
El ministro de Desarrollo brasileño, Fernando Pimentel, fue otra de las grandes ausencias de la cumbre, por lo que no dio lugar a ningún encuentro bilateral con la ministra Débora Giorgi. Tampoco se reunieron a solas Teixeira y el secretario de Industria local, Eduardo Bianchi, precisaron fuentes de Industria.
Por lo tanto, si bien el espíritu del gobierno argentino era plantearle a Brasil que abra más su mercado y que contribuya a reducir las asimetrías, la ausencia de Cristina y de Pimentel en Asunción hicieron imposible cualquier encuentro bilateral en el que pudiera discutirse acerca del conflicto bilateral.
En el caso de Paraguay, Lugo hizo un reclamo por la integración energética, justo el día en que la Argentina le cortó el suministro de gas ante los problemas de escasez en el mercado interno. También pidió por la libre circulación de la mercadería, proyecto que llegó a firmarse entre los países miembros. “Es importante que los trabajos sobre el libre tránsito sean profundizados y que en breve tiempo lleguemos a un consenso. Una integración energética, una interconexión común en varios campos es más que un reto”, reclamó Lugo, quien traspasó la presidencia Pro Témpore del Mercosur a Uruguay.
Pero cuando llegó el turno del mandatario uruguayo, José Mujica, las quejas se convirtieron en retos. Además de reclamar la pronta incorporación de Venezuela como miembro pleno del bloque –trabada en el Senado paraguayo–, el ex tupamaro enfatizó: “Brasil no tiene la culpa de ser tan grande ni nosotros de ser tan chicos, así que a llorar al cuartito. Esto se arregla multiplicando los actores”.
De todas formas, no dudó en enviarle un mensaje a Brasil, al afirmar que hay que “luchar para que la burguesía paulista se haga cargo de generar empresas aliadas y no colonizadas en todo América del Sur”.
La mayoría de los mandatarios y ministros presentes en la cumbre plantearon la necesidad de reforzar el comercio intrabloque, que hoy representa apenas el 10% –u$s 44.000 millones en 2010–, y unificar criterios para defenderse ante la invasión de productos asiáticos que ingresan a la región a precios viles. Este fue uno de los mensajes de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien propuso al Mercosur elevar la protección comercial ante súbitos aumentos de importaciones, buscando contener el ingreso de bienes baratos de Europa, Asia y Estados Unidos a una región de rápida expansión.
En reemplazo de Cristina Fernández, el orador fue el canciller Héctor Timerman, quien enfatizó que la Presidenta “está muy interesada en aumentar el comercio intraregional.

Fuente: el cronista comercial