Posts Tagged ‘motos’

Por cada dólar que va a ahorro se restringen dos para importaciones

mayo 19, 2015

La dolarización de los argentinos le restó aire a la industria, que lleva 21 meses sin levantar cabeza.

16/05/2015

http://linkis.com/www.perfil.com/econo/NLHCK

0516_divisas_g

En épocas de escasez de dólares, las compras para ahorro y viajes compiten con los ‘verdes’ que se destinan a la producción. Y en los últimos meses, la dolarización de los argentinos le restó aire a la industria, que lleva 21 meses sin levantar cabeza.

Desde que se habilitó el cupo para la compra de dólar ahorro, el Gobierno destinó más de US$ 5 mil millones –junto con las ventas de dólar turista–. En el mismo período, las importaciones cayeron US$ 10 mil millones, es decir, el doble de lo que se destina al atesoramiento.

En enero de 2014 la venta de dólar ahorro llegó a US$ 95 millones. Hasta ayer, mayo acumulaba compras por US$ 300 millones. Abril cerró casi al borde de los 500 millones, con U$S 495 millones, 275% más que en el mismo mes del año anterior. De acuerdo con los datos de la AFIP, esa aceleración de los ingresos lleva a que el acumulado desde que se abrió el grifo sume US$ 5.172 millones, que junto con el total de dólar para viaje (US$ 678 millones)asciende a US$ 5.850 millones, lo que supera todo lo que se exportó en cereales durante el 2014, por ejemplo (las ventas al mundo fueron de 5.614 millones, según el Indec).

El uso de los dólares formó parte del debate entre economistas que representan a los precandidatos presidenciales que en un almuerzo del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) coincidieron en una transición sin shocks, lejos de la verborragia electoral –corregida después por sus asesores– de Mauricio Macri que vaticinó una salida del cepo el 11 de diciembre. En ese marco, cuestionaron el desvío de dólares de la actividad al turismo o ahorro. El economista que asesora a Daniel Scioli, Miguel Bein, ironizó con la necesidad de traer turistas extranjeros para compensar el nivel de ventas actual.

La restricción sobre las importaciones que limita la actividad, sigue recopilando ejemplos: como el caso de una fabricante de motos en tierra bonaerense que con capacidad para armar 1.200 mensuales que sólo construye 200 porque no tiene dólares. “El Gobierno quiere activar la venta de electrodomésticos pero no hay dólares para insumos de línea blanca”, aseguró Miguel Ponce, consultor de comercio exterior y ex directivo de la CIRA, que aclaró que “no hay escándalo porque los desembolsos a estos sectores fueron bastante fluidos”.

Esta note fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Advierten que el Gobierno no cumple con nuevos cupos de dólares para industriales

abril 13, 2015
El reclamo surgió de los fabricantes de Tierra del Fuego y los de motos, que necesitan las divisas para saldar deudas con proveedores del exterior. Desde ambos sectores afirmaron que los nuevos montos anunciados en enero no se cumplen y que reciben lo mismo que antes. Automotrices, sin problemas

El Gobierno no está cumpliendo con los nuevos cupos de dólares liberados en enero a los fabricantes de bienes electrónicos radicados en Tierra del Fuego y los productores de motos para que paguen sus importaciones de piezas y salden parte de la deuda acumulada con sus proveedores del exterior. Según fuentes de ambos sectores, las empresas siguen recibiendo los montos previos al aumento y no hay expectativas de que el escenario se revierta hasta que no comience la liquidación fuerte de divisas, prevista para este mes.

El sector automotriz quedó, por el momento, a salvo de este recorte de divisas. La industria automotriz había sido rezagada con la suba del cupo, pero desde que les fue otorgado un 50% adicional –se les subió de u$s 100 a u$s 154 millones mensuales– no tuvieron inconvenientes, aseguraron fuentes del rubro. “Sólo tuvimos algún recorte inicial en el cupo destinado a inversiones –que pasó de u$s 45,5 a u$s 77,7 millones–, pero rápidamente se acomodó”, agregaron.

En el caso de los fabricantes de Tierra del Fuego, el Gobierno les había aumentado en enero de u$s 180 millones a u$s 233 millones por mes, pero desde el sector advirtieron que “no se está cumpliendo con el nuevo cupo” y que está afectando especialmente a los productores de celulares, el sector que, junto con los de televisores, menos sintió el impacto de la caída del mercado.

El principal problema que están sufriendo es que, ante esta situación, muchos proveedores suspendieron las ventas y los embarques a la espera de que el comprador normalice la situación, agravada por la deuda que siguen acumulando y que hoy asciende a unos u$s 600 millones. “El sector necesita u$s 300 millones mensuales, por lo que u$s 233 millones ya está por debajo de los requerimientos. Si encima nos otorgan menos de lo prometido, estamos en un escenario complicado”, dijo una fuente de la industria.

Desde las empresas y de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte) están realizando gestiones con todos los ámbitos del Gobierno involucrados en el tema, pero aún no recibieron respuesta.

En el caso de los fabricantes de motos, que también están padeciendo el mismo problema, la respuesta fue que en febrero y marzo la situación de dólares era complicada, pero que esperaban para abril una mejora frente a la expectativa de una buena liquidación de divisas por la cosecha gruesa.

Este sector recibió en enero un incremento del cupo del 55%, al pasar de u$s 19,4 millones a u$s 30 millones mensuales. Consultadas algunas empresas del rubro, coincidieron en remarcar que siguen recibiendo los mismos dólares que antes del aumento y que habían asumido nuevos compromisos de compras en base al monto actualizado que ahora no pueden cumplir.

El presidente de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), Rubén Lino Stefanuto, manifestó no tener conocimiento de estos incumplimientos, aunque destacó que “a muchas empresas grandes no les alcanza el cupo otorgado”. “De las 23 empresas del sector, hay 7 u 8 grandes que consumen, cómo mínimo, u$s 1,2 millones mensuales. Las chicas requieren de u$s 4/5 millones todas juntas, por lo que ya nos habían avisado que éstas no iban a tener problemas”, destacó el directivo.

Para lograr un nivel de ventas como en 2013, la actividad requiere de unos u$s 40 millones mensuales para pagar las importaciones de piezas, pero si se proyectan los números del primer trimestre a todo el año, las ventas de motos rondarán las 480.000 unidades, un número similar al del año pasado pero lejos de las 780.000 comercializadas en 2013, estimó Stefanuto. Aunque percibieron un repunte en marzo, las ventas de motos cayeron en el primer trimestre 21% respecto del mismo período del año pasado y si bien parte se adjudica al menos financiamiento y al estancamiento económico, una porción de la merma se debe a la escasez de dólares.

Prohiben importar a los fabricantes de motos que no sumen componentes locales

marzo 20, 2013

NATALIA DONATO Buenos Aires

Los fabricantes de motos ya no podrán importar partes si no cumplen con el plan de integración nacional requerido por el Gobierno desde hace ya un año. En un encuentro realizado la semana pasada con las empresas del sector, los proveedores y los aspirantes de convertirse en abastecedores de la industria nacional, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, les adelantó que “toda terminal que quiera importar motopartes, antes de presentar la DJAI –declaración jurada anticipada de importación–, tiene que tener aprobada la planilla de integración”.
Fue la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri, la encargada de aclarar que “un equipo muy profesional evaluará si efectivamente la firma está aumentando el contenido local en la fabricación” antes de dar curso al permiso para importar. Al término del encuentro, uno de sus asesores distribuyó entre los referentes del sector el modelo de la planilla que deben completar ahora los fabricantes.
La exigencia oficial es que las motos producidas en el país contengan un 30% de contenido local, porcentaje que ya debería estar rigiendo pero que a la industria se le hace difícil alcanzar debido al escaso desarrollo del motopartismo nacional. Sin embargo, la mayoría de las empresas ya están fabricando partes localmente o tercerizando para cumplir con el pedido del Gobierno. Incluso, varias a las que Moreno les había suspendido en diciembre la posibilidad de importar piezas lograron sortear el problema presentando planes para fabricar o comprar partes localmente.
“Se entendió cuál era el mensaje. Falta instrumentarlo de manera orgánica. Hay empresas que pudieron llegar al 30% requerido, ya sea por compra de partes como así también por inversiones. En esta etapa de transición, las inversiones suman mucho”, manifestó el presidente de la Cámara de Fabricantes de Motos (Cafam), Lino Stefanuto.
El encuentro de la semana pasada fue tenso para algunas firmas, como Honda, que quedó en el banquillo de los acusados al ser atacada por los proveedores presentes. Que tiene desgano para integrar, que nunca logran un feedback cuando presentan piezas de prueba, que no les dan los planos. La empresa intentó defenderse, e inmediatamente Moreno organizó un recorrido por la planta de Honda para el día siguiente tendiente a comprobar si efectivamente la firma estaba integrando localmente como decía. Según fuentes del sector, la visita fue positiva. El malestar de los proveedores radica en que la compañía comenzó a producir las piezas en su planta en lugar de tercerizarlas.

Difícil meta

El 30% de integración se mide sobre el valor final de la moto exceptuando los impuestos y la utilidad. Según afirmó Stefanuto, es un porcentaje “difícil de alcanzar porque no está madura la red de proveedores”. Y agregó: “Hubo casos en los que no se pudieron entregar las cantidades pedidas y eso fue una señal de alerta”.
El del miércoles pasado fue el cuarto encuentro de revisión que organiza Moreno con la cadena de fabricación de motos. El próximo será en junio y allí será más fuerte la presión hacia aquellas empresas que tienen planes de inversión iniciados.

Cierran más la economía: importadores de bienes finales también deberán exportar

julio 13, 2011

Primero fueron los autos de lujo, luego le siguieron las motos y la maquinaria agrícola. Y a partir de esta semana, la importación de todos los productos terminados serán observados con lupa y sólo podrán ingresar al país si la firma que lo compra también aporta con exportaciones al equilibrio de la balanza comercial del país. El plan de u$s 1 importado de mercadería por cada u$s 1 exportado está siendo extendido a cada vez más sectores, confirmaron a El Cronista fuentes privadas y oficiales.
La Secretaría de Industria comenzó a solicitar, desde el lunes, a todos los importadores de productos terminados de todos los regímenes –excepto algunos productos específicos– la exportación de bienes a los efectos de equilibrar la balanza comercial, que en mayo logró un superávit de u$s 1.680 millones pero se mantuvo el ritmo de crecimiento de las importaciones a una velocidad mucho más alta que el alza de las ventas al exterior –39% contra 24%–.
La información fue publicada en la página web de Siqat, una firma de consultoría en comercio exterior, y luego confirmada por fuentes del Ministerio de Industria que dirige Débora Giorgi. En tanto, desde la Cámara de Importadores de la Argentina admitieron desconocer la medida. Las importaciones de bienes de consumo representan alrededor del 11% de lo que compra el país del exterior. Una cifra que supera levemente los u$s 3.000 millones al año.
De acuerdo con la comunicación de Siqat, “también serán aceptables los aportes de capitales para considerar el ingreso de divisas”, al igual que en el caso de los importadores de autos de lujo, a quienes que se les permitió –a los que no tenían forma de exportar– que sus casas matrices realicen un aporte de dinero para ingresar dólares al país y compensar de esa forma la imposibilidad de vender al exterior.
También se informó que esta decisión “aplicará a los planes ya aprobados, que tengan licencias pendientes de firma” y que “los planes se mantendrán en términos de cantidades y valores autorizados”, precisó la consultora en su página de internet.
Desde la secretaría de Industria confirmaron la información, aunque destacaron que esta norma no escrita no afectará la importación de bienes intermedios que son utilizados para la producción nacional, excepto que ese insumo pueda ser abastecido localmente. Aún así, el Gobierno se está cuidando con este tipo de restricciones para que no se les vuelva en contra.
De todas formas, un nuevo conflicto en la industria automotriz podría estallar en el corto plazo a raíz de que desde hace unos 60 días las autoridades de Industria y Comercio Interior –que lidera Guillermo Moreno– les están exigiendo a las terminales que el 30% de las matrices que utilizan para la producción de vehículos sea de origen nacional. Fuentes del sector precisaron que hasta ahora sólo una firma aceptó este pedido, aunque le cuesten hasta 30% más caras. “El problema es el precio y el tiempo que tardan los productores locales”, dijeron en el sector.
En el marco de esta política oficial para cuidar los dólares de la economía y fomentar la producción nacional, el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, recibió ayer a los fabricantes de motos para pedirles que avancen en una mayor integración local (50%). “La demanda creciente de motos debe ser satisfecha, en forma creciente, por producción y trabajo local, de modo de que se traduzca en beneficios para todos los argentinos: quien vende en Argentina debe invertir y producir acá”, dijo Giorgi.
Bianchi anunció que se realizarán reuniones con motopartistas nacionales y fabricantes de motos locales para desarrollar un programa de integración con sustitución de motopartes importadas por nacionales.

Fuente: el cronista