Posts Tagged ‘paglieri’

Dan más poder a Paglieri para controlar el ingreso de las importaciones

junio 28, 2012

El Gobierno modificó el modelo de los certificados de importación, que ahora deberán ser impresos en papeles de seguridad y tendrán una vigencia de 60 días corridos desde el momento de su emisión.
Así lo establece la resolución 304, publicada ayer en el Boletín Oficial, que lleva la firma del ministro de Economía, Hernán Lorenzino. La norma, además, ratifica que la Secretaría de Comercio Exterior, a cargo de Beatriz Paglieri, será la autoridad de aplicación y está facultada a “realizar las interpretaciones y modificaciones que estime convenientes, como así también a dictar las normas reglamentarias”. Paglieri es la mano derecha del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.
Fuentes del mercado indicaron que la impresión en papeles de seguridad tenderá a agilizar los trámites para importar. Semanas atrás, Paglieri se quejó ante empresarios porque debe firmar unas 4.000 declaraciones juradas al día. La nueva disposición evitaría la necesidad de firma, lo que habría más diligente el proceso.
Los 60 días corridos de plazo para ingresar la mercadería una vez que está autorizado el certificado de importación son ajustados para la operación, si se tiene en cuenta que un barco puede tardar hasta 45 días en llegar al país. Pero los importadores consideraron que el plazo es adecuado y que, en todo caso, será necesaria una renovación sin que medie un trámite engorroso.
Los certificados de importación son necesarios para ingresar productos que cuentan con posiciones arancelarias, como el papel, artículos para el hogar, juguetes, calzado, pelotas y productos textiles.
La medida tuvo que ser publicada ayer nuevamente, ya que el lunes había sido difundida “con un error de imprenta”.
El nuevo modelo de certificado de importación modifica la última versión de ese documento establecida el 14 de febrero del año pasado.

Negocian con Brasil levantar trabas mutuas

junio 28, 2012

Los gobiernos de la Argentina y Brasil están aprovechando la 43º Cumbre del Mercosur para avanzar en las negociaciones tendientes a resolver los problemas comerciales surgidos como consecuencia de las trabas que ambos países fijan para defender sus mercados internos.
Las secretarias de Comercio Exterior de la Argentina, Beatriz Paglieri, y del mayor socio del Mercosur, Tatiana Prazeres, mantuvieron ayer un nuevo encuentro bilateral en el que acordaron flexibilizar los controles que imponen en las fronteras para determinados productos considerados sensibles por ambas economías. La Argentina pidió por autos y economías regionales, mientras que Brasil reclamó por el ingreso de la carne de cerdo. Y según fuentes oficiales, “se avanzó mucho y hubo varios acuerdos”.
El encuentro se produjo en el hotel Intercontinental de esta ciudad, donde se desarrollará la cumbre entre hoy y mañana. Las funcionarias habían mantenido un primer encuentro el martes y según dijeron fuentes allegadas a Paglieri, las reuniones continuarían en el marco del cónclave.
La administración de Cristina Fernández reclama la apertura del mercado brasileño para las economías regionales, como por ejemplo la exportación de langostinos y de frutas, así como también de los autos, cuya venta a Brasil volvió a estar demorada por el gobierno de Dilma Rousseff. Según trascendió en las últimas horas, las autorizaciones de las licencias no automáticas para este rubro están tardando unos tres meses en lugar de los 60 días permitidos por la Organización Mundial de Comercio (OMC).
Brasil, por su parte, insiste en lograr el ingreso a la Argentina de la carne de cerdo, aunque también reclamó, a través de Prazeres, que el gobierno de Cristina Fernández le permita exportar autopartes, un sector que es fuertemente deficitario para el país y que el gobierno quiere proteger. “Se armó un paquete de productos que se van a flexibilizar de ambos lados, pero no se firmó nada; todo fue verbal, por lo que habrá que ver si se cumple en la práctica”, dijeron fuentes de la negociación.
Luego de reunirse con Paglieri, la secretaria de Comercio Exterior brasileña fue invitada a almorzar con el gobernador de la provincia, Francisco Pérez, y otros mandatarios de provincias vecinas, y a las 16 asistió a la sede de la Bolsa de Comercio para reunirse con un grupo de empresarios locales, que le plantearon sus quejas sobre las dificultades para acceder con sus productos a Brasil.

Paglieri instó a las embajadas de la UE a limitar la importación

marzo 1, 2012

Fue a cada una de las embajadas de la Unión Europea con una carpeta en mano y los fundamentos centrales de la política comercial de la Argentina en sus palabras.
La secretaria de Comercio Exterior y mano derecha de Guillermo Moreno, Beatriz Paglieri, acaba de terminar esta semana un amplio periplo de reuniones con los principales consejeros económicos europeos, a los que les explicó que el Gobierno mantendrá su estrategia de trabar las importaciones y exigió que recomienden a sus empresarios en el país exportar productos argentinos en el caso de que quieran importar insumos.

No sólo esto. La funcionaria se reunirá el martes próximo con la Asociación de Consejeros y Agregados Comerciales y Económicos (Acace) de todas las embajadas asentadas en la Argentina para ampliarles detalles de la estrategia comercial de la Casa Rosada. Esta reunión fue convocada por la Acace, pero en rigor también es parte de un pedido que había hecho la misma secretaria de Comercio Exterior desde que asumió en el cargo.

En sus visitas a las embajadas europeas, Paglieri también se llevó un listado de las empresas que importan productos y un detalle del tipo de insumos que llegan a la Argentina para, eventualmente, proponer productos nacionales alternativos en las cadenas de producción.

Según pudo reconstruir LA NACION de por lo menos siete embajadas de la Unión Europea, Paglieri justificó la política comercial de la Argentina en un sentido “positivo”.

Es que en reiterados casos la funcionaria planteó que “aquellas empresas que exporten productos de industria argentina para poder importar insumos se verán beneficiadas con la ampliación de sus horizontes comerciales y potenciarán las ganancias“. Así habló Paglieri ante la mirada atónita de varios encargados comerciales extranjeros.

Estas visitas de la mano derecha de Moreno a las embajadas europeas comenzaron a principios de enero pasado. Por ejemplo, en la embajada de Dinamarca confirmaron a LA NACION que Paglieri estuvo el 12 de enero último. En el caso de España también dijeron que el encuentro fue en enero. Otras sedes diplomáticas ratificaron las visitas de Paglieri pero pidieron mantener en estricta reserva el nombre del país en cuestión.

Si bien la secretaria de Comercio Exterior ya había adelantado a varias empresas extranjeras algunos ejes de la política de “puertas cerradas para promover la industria nacional”, los encuentros con agregados comerciales de las embajadas parecieron ser una suerte de “riguroso censo”, tal como lo calificaron dos embajadores a LA NACION. En algunos casos, el cuestionario de Paglieri fue extenso y muy detallado. Por lo menos en tres sedes diplomáticas europeas coincidieron en sostener que el diálogo con Paglieri resultó “insatisfactorio”, ya que no se llegó a ningún acuerdo respecto de las trabas a la importación o las polémicas licencias no automáticas que aplica la Argentina.

Inconvenientes en las pymes
Por otra parte, hubo embajadas que plantearon a Paglieri el inconveniente que tendrán las pequeñas empresas para poder exportar productos argentinos a fin de compensar la balanza comercial con sus importaciones. Pero la respuesta fue terminante: “No habrá excepciones”, dijo la secretaria de Comercio Exterior.

El embajador de la Unión Europea en la Argentina, Alfonso Díez Torres, ayer no quiso hacer comentario alguno respecto del tema ante una consulta de LA NACION. Aunque según coincidieron varios diplomáticos, en los últimos tiempos las embajadas exigen de la sede diplomática de la UE mayor firmeza o, eventualmente, sanciones al gobierno argentino.

Según datos oficiales, en 2011 la Argentina obtuvo un superávit comercial de US$ 2500 millones con la Unión Europea. El año pasado, la Argentina importó de la UE por US$ 9600 millones y exportó por US$ 12.100 millones. Básicamente, esas exportaciones son productos primarios o commodities con algún grado de manufactura primaria. Al parecer, Paglieri tiene orden de su jefe de mantener esas cifras este año y así lo hizo saber no sólo a la Unión Europea sino también a otros países.

FUENTE: La Nación