Posts Tagged ‘represalias’

Uruguay denunció a la Argentina ante el Mercosur por las trabas portuarias

noviembre 14, 2013

Jueves 14 de noviembre de 2013

En un clima de tensión que no cede,Uruguay planteó una queja ante el Mercosur por las disposiciones del gobierno de Cristina Kirchner que prohíben el trasbordo de cargas de mercaderías en puertos uruguayos, consideradas por José “Pepe” Mujicacomo “violatorias” de la normativa del bloque regional, dijo ayer el canciller uruguayo, Luis Almagro.

“Estas medidas de trasbordos que tomó la República Argentina son medidas que perjudican directamente al Uruguay [y] son violatorias además de normativas de Mercosur, concretamente en el Protocolo de Comercio de Servicios”, declaró Almagro a periodistas.

Por tal motivo, “hemos hecho los planteos correspondientes”, afirmó Almagro, quien también explicó que estas quejas volverán a exponerse en la próxima reunión del Subgrupo de Trabajo 5 del Mercosur -que comprende lo relativo al Transporte- “aún cuando Argentina no asista a la reunión del mismo”.

La queja se formalizó en la reunión de trabajo de ese grupo que tuvo lugar el lunes en Caracas, donde se produjo la ausencia de la delegación argentina, confirmó el presidente del Centro de Navegación, Mario Baubeta, a la local radio El Espectador.

La prohibición argentina se dirige a los puertos de países del Mercosur con los que no tiene acuerdos de reserva de carga. Uruguay constituye el único caso.

Almagro remarcó que “aparte de los procedimientos que correspondan seguir, nuestra voluntad de diálogo y de resolver estos temas” se mantendrá. El funcionario argumentó que “el tribunal del Mercosur puede ser para aquellas cosas que tengan norma de violación de normativa Mercosur; para lo otro, es el ámbito bilateral”.

Por su parte, el diario uruguayo La República expuso los pasos a seguir en caso de que fracasen las gestiones en ese ente. “En caso de no haber acuerdo en dicho Subgrupo, el tema ingresa al ámbito de la Comisión de Comercio del Mercosur. También allí en caso de no prosperar las negociaciones, el reclamo se trataría en el Grupo de Mercado Común (GMC) y finalmente el Consejo de Mercado Común (CMC). En última instancia, Uruguay podría alcanzar que la denuncia sea tratada por un tribunal ad hoc para que pueda mediar entre las partes. De persistir las diferencias, nuestro país podría realizar una denuncia oficial que la estaría dirimiendo otro tribunal de alzada”.

Agentes portuarios locales estiman que la medida argentina afectaría al 25% de la operativa.

Los operadores portuarios consideran la decisión argentina una represalia por una reciente disputa con ese país por el permiso otorgado por Montevideo para que la planta de celulosa UPM- ex Botnia aumentara sus volúmenes de producción.

Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, son los miembros fundadores del Mercosur, mientras que Venezuela ingresó como miembro pleno en 2012, cuando Asunción fue suspendida por la destitución irregular de Fernando Lugo.

Fuente: la nacion

Frenan el ingreso de alimentos argentinos a Brasil

mayo 22, 2012

Brasil anunció ayer la implementación de una serie de medidas para dificultar el ingreso de productos argentinos a su mercado, en respuesta a las restricciones que ya aplica nuestro país.

El gobierno de Dilma Rousseff, que intenta reanimar su desacelerada economía con incentivos para los productores locales, decidió suspender el régimen de licencias automáticas de importación para una decena de productos perecederos, como manzanas, uvas, vinos y quesos, según informó la agencia Reuters, sobre la base de fuentes de Brasilia. Aunque las nuevas reglas se aplicarán a todos los países, las restricciones fueron diseñadas para la Argentina, uno de los mayores proveedores de esos productos, añadió una fuente del gobierno brasileño citada por Reuters.

Las medidas llegan más de tres meses después de que la Argentina introdujera controles de importación que contribuyeron a hundir casi un 30% las ventas de Brasil a su tercer mercado después de China y Estados Unidos.

La suspensión de las licencias automáticas de importación podría demorar en hasta 60 días el ingreso de los productos argentinos a Brasil.

El ministro brasileño de Agricultura, Mendes Ribeiro, había amenazado a mediados de abril con trabar la entrada de productos argentinos en respuesta a los obstáculos para las exportaciones de carne de cerdo brasileño.

Las restricciones argentinas habían irritado al gobierno de Rousseff, que, sin embargo, mantenía un tono conciliador y decía estar estudiando su impacto.

La reacción brasileña abortaría además una campaña de la poderosa Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp) para aumentar las importaciones de la Argentina con la esperanza de recuperar el acceso a ese mercado.

“No había alternativa (…) No había voluntad de la Argentina de llegar a una solución. Brasil tuvo que reaccionar”, dijo a Reuters el presidente de la Asociación Brasileña de Exportadores de Carne de Cerdo, Pedro de Camargo Neto.

Brasil había suspendido a fines de abril el ingreso de uvas frescas y pasas importadas de la Argentina con el argumento de que fue detectado un cargamento contaminado con la plaga Brevipalpus chilensis.

Las nuevas medidas, que afectan también a las papas y la harina de trigo, fueron tomadas por el Ministerio de Comercio Exterior y el de Relaciones Exteriores. La fuente dijo que el gobierno de Dilma Rousseff no haría un anuncio oficial para poner las medidas en vigor.

Misión de negocios
La decisión de aplicar barreras al ingreso de productos argentinos se conoció apenas unos días después de la misión de negocios que organizó el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a la ciudad de San Pablo.

El propio funcionario había adelantado que tras la misión había logrado “avances” en lo que respecta a la venta al vecino país de medicamentos, langostinos y naranjas..

FUENTE: La Nación

 

Brasil profundiza el cierre de su economía y afecta más a la Argentina

octubre 5, 2011

Un nuevo conflicto se avecina con Brasil en los próximos días. La crisis financiera internacional está golpeando sobre su economía y el gobierno de Dilma Rousseff no escatima en tomar medidas de protección de su industria, ni siquiera si afectan a la Argentina. Incorporó hace algunas semanas licencias no automáticas a la importación de golosinas, galletitas y chocolates y ahora se resisten a negociar un mayor cupo para importar leche en polvo desde su principal socio comercial.
El acuerdo de cupos que tenían los sectores privados lácteos de los dos países contemplaba un límite de venta de leche en polvo de 3.300 toneladas mensuales. Este convenio venció en abril, pero como en todos estos meses las partes no lograron ponerse de acuerdo en un nuevo volumen, Brasil siguió comprando las toneladas mensuales del acuerdo previo. De todas maneras, quedó un remanente de 5.000 toneladas que no se enviaron en los meses que correspondía y ahora el vecino país no las acepta, admitieron en la industria láctea.
Los brasileños también se resisten a negociar un cupo mayor, tal como pretenden los industriales argentinos. Y aunque se comprometieron a enviar esta semana una contestación a la propuesta formal enviada por la industria local, “no se espera una respuesta favorable al reclamo argentino”, admitió una fuente del Centro de Industria Lechera (CIL).
“Los brasileños estuvieron muy duros en sus posiciones. No era la actitud de otras reuniones anteriores, donde uno percibía un espíritu más negociador”, remarcó la fuente consultada.
La propuesta enviada por el sector la semana pasada consiste en firmar a partir de octubre y hasta febrero un cupo de 3.700 toneladas más 1.000 toneladas del remanente que quedaba del acuerdo anterior, y 4.300 toneladas mensuales a partir de marzo y hasta agosto del año próximo. Durante las negociaciones previas, la oferta de Brasil había sido de 3.600 toneladas por mes.
Esta reticencia a actualizar el cupo de importación de leche en polvo se produce en momentos en que Brasil está profundizando el cierre de su economía a propósito de la crisis financiera internacional. El mayor socio del Mercosur viene tomando medidas en este sentido desde hace algunos meses. Lo hizo con el sector automotriz, cuando impuso licencias no automáticas a la importación de vehículos, y recientemente lo repitió con la industria alimenticia, al incorporar las golosinas, chocolates y galletitas al conjunto de productos sujetos a los permisos de importación.
Desde la industria alimenticia afirmaron que muchas empresas tienen su fábrica en Brasil, por lo que sólo les impacta en los productos puntuales que no fabrican allí. De todas maneras, están esperando la liberación de los camiones con mercadería que no pudieron ingresar al vecino país para luego comenzar a programar las entregas de acuerdo a los nuevos tiempos.
Esa medida se habría tomado en represalia por las restricciones que la Argentina impuso al ingreso de calzados fabricados en Brasil. De acuerdo con información publicada por medios brasileños, se trataría de 3,1 millones de pares de zapatos retenidos por la aduana argentina.
En el caso del sector automotriz, Brasil está liberando el ingreso de vehículos nacionales, pero a cuentagotas. Incluso, el anuncio de FIAT de suspender personal de la planta de Ferreyra, en Córdoba, tuvo que ver con la demora, por parte del vecino país, en firmar los permisos para importar 7.000 autos de la empresa. El gobierno brasileño autorizó el ingreso, por lo que ayer la automotriz retrotrajo la medida (ver pág. 21).

Natalia Donato