Posts Tagged ‘restriccion a las importaciones’

Costa recibió a empresarios y les garantizó que seguirán vigentes las DJAI en 2015

enero 20, 2015
También que el acuerdo con China no será un problema. Participaron sectores de producción nacional cercanos al Gobierno. Se sumaron los importadores. Hubo aplausos a la gestión
Con el fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra los controles a la importación en firme, y ante la preocupación empresaria sobre el devenir de la administración del comercio en los próximos meses, el secretario de Comercio, Augusto Costa, recibió ayer a representantes de una treintena de cámaras para transmitirles tranquilidad al respecto y garantizarles que el sistema de Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) seguirá vigente al menos por un año más. El funcionario también les garantizó que el acuerdo con China –que podría volverse operativo el mes próximo, a partir del viaje de la presidenta Cristina Fernández al país asiático– no afectará a la industria nacional, como muchos directivos de empresas temen.
Costa recibió a los empresarios junto a la subsecretaria de Comercio Exterior, Paula Español. Por el sector privado, participaron sectores como el textil, calzado, indumentaria, juguetes, metalúrgico, software, muebles, marroquinería, productos electrónicos, aluminio, plásticos y farmacéuticos. También asistió el presidente de la Cámara de Importadores (CIRA), Diego Pérez Santistéban; los titulares de la CGE, Ider Peretti; la Cgera, Marcelo Fernández, y la Confederación de la Mediana Empresa (Came), Osvaldo Cornide, entre otros. El encuentro se realizó a las 12 en la sede de Comercio y se extendió por casi tres horas.
La última reunión de trabajo había sido en noviembre, cuando Costa les había repartido un nuevo formulario para completar con las inversiones previstas para este año, y luego hubo otro de camaradería para fin de año. El objetivo ayer fue realizar un balance de la administración del comercio del año pasado y pronosticar el 2015.
Luego de ratificar que las DJAI seguirán vigentes durante todo el año y de explicar la estrategia oficial para dilatar el mayor tiempo posible la readecuación de los controles de acuerdo al fallo de la OMC, Costa le dio la palabra a los empresarios. Como era de esperar, todas fueron felicitaciones. La única objeción planteada llegó del presidente de la Fundación Pro Tejer, Jorge Sorabilla, quien remarcó la preocupación en torno a las empresas que logran importar mediante amparos judiciales.
Consultado por El Cronista sobre el fallo internacional contra las barreras, el secretario de la Cámara de la Industria de Marroquineros (Cima), Ariel Aguilar, señaló que no le preocupa, ya que “el Gobierno trabajó bien en políticas que protegen la producción nacional”. “Si no son las DJAI, habrá otra herramienta”, enfatizó. Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Industrias Ópticas y afines (Cadioa), Norberto Fermani, manifestó que “es relevante que siempre existan herramientas para proteger la producción nacional de importaciones golondrina que dañan la capacidad de las empresas locales de proyectar escenarios futuros”.
En tanto, el textil Marco Meloni destacó que en su sector las importaciones en unidades entre 2009 y 2014 fueron las mismas que durante la década 1999-2009, por lo que una baja del 10% registrada el año pasado es “insignificante si se considera que los ingresos de mercadería del exterior durante la última década crecieron fuertemente por el sostenido crecimiento”.

Advierten que el cepo a importaciones amenaza el nivel de actividad

febrero 18, 2014

Al lento proceso para otorgar las DJAI del equipo de Costa se sumó la reticencia del Banco Central a autorizar la compra de dólares para importaciones

por MARIANA SHAALO Buenos Aires

El Gobierno incrementó en las últimas semanas las restricciones a las importaciones para frenar la salida de divisas y por ende la caída de reservas pero empresarios y economistas advierten que la medida terminará afectando la producción y el nivel de actividad.
La aprobación de la Declaraciones Juradas Anticipadas (DJAI) viene lenta desde el desembarco de Augusto Costa a la Secretaria de Comercio Interior. A ello se sumó que hace dos semanas que el Banco Central no habilita la compra de dólares para importadores y la idea sería seguir de esta manera o a lo sumo dar autorizaciones a cuentagotas hasta que lleguen los dólares de la cosecha.
Con la llegada de Costa a la secretaría de Comercio, cambió el criterio utilizado para permitir importaciones y ahora lo principal es que su destino sea la producción, que no se fabriquen en el país o por lo menos que la producción local no alcance para el consumo. Sin embargo, a pesar que en el Ministerio de Economía aseguran que la aprobación de las DJAI se normalizó, importadores se quejan de la reorganización del sistema va “muy lenta”.
Fuentes oficiales reconocieron que la implementación podría ser más rápida pero aseguraron que se necesita un tiempo para que el nuevo mecanismo funcione.
“Más del 80% de lo que se importa son máquinas o repuestos para máquinas, insumos, bienes intermedios o energía, por lo que si continúa todo de esta manera va a afectar la cadena de abastecimiento de la industria, el campo y las economías regionales. Es necesario que se apure el desarrollo de esta metodología más racional porque si no va a ser tarde”, advirtió el presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), Diego Pérez Santisteban en diálogo con este diario.
Además, hace un par de semanas para cuidar los dólares Costa se habría reunido con las empresas que realizan las importaciones más grandes para pedirles que difieran los pagos a proveedores o consigan financiamiento del exterior. De acuerdo a fuentes del sector, antes de las limitaciones impuestas por Moreno el plazo de pago promedio de las importaciones estaba entre 90 y 100 días pero luego por el desfasaje entre los costos locales y el tipo de cambio ese plazo se achicó a 45 días. En la reunión celebrada hace un par de semanas se les habría pedido “colaboración” a las empresas para que difieran vencimientos para después de marzo y vuelvan a plazos normales con las casas matrices.
En el Ministerio de Economía admitieron el pedido a grandes empresas importadoras para ampliar los plazos de pago a proveedores o aumentar exportaciones pero se apuraron en asegurar que no habrá restricciones para las Pyme.
La mayoría de las consultoras estima que la economía se contraerá y las importaciones retrocederán respecto a 2013. De acuerdo a un informe distribuido por el banco de inversión Barclays, debido tanto a la política de igualar el crecimiento de las exportaciones y las importaciones como a la necesidad de cuidar reservas, se incrementarán las restricciones a las importaciones, por lo que las compras al exterior podrían registrar una caída de 4,1% con una contracción de la economía de 1,5%.
El año pasado como consecuencia de mayores importaciones, el superávit comercial cayó 27% comparado con 2012. En todo 2013 las exportaciones crecieron apenas 3% mientras que las importaciones aumentaron 8%.

Despidos en la industria fueguina

marzo 28, 2012

as crecientes trabas que el Gobierno impuso a las importaciones, en un intento desesperado de mantener un saldo superavitario de la balanza comercial para asegurar el ingreso de dólares en el país, ya le hicieron perder casi 5000 puestos de trabajo a la industria fueguina. Así lo admitió ayer el ministro de Industria de Tierra del Fuego, Fabio Delamata, al reconocer que la industria radicada allí había terminado el año pasado con “13.695 empleados; hoy debemos estar en 8700 u 8800”, precisó en diálogo con una radio local.

La provincia más novel del país demanda unos US$ 3500 millones para la compra de insumos al año. Pero “como cualquier importador, entre octubre, noviembre y diciembre empezamos a tener un control de divisas. Ya estaba puesto en práctica totalmente en el continente y nos llegó a nosotros”, dijo Delamata al establecer una relación directa entre esos controles y la caída del empleo. El funcionario sostuvo que la provincia analiza distintos planes para sostener los puestos de trabajo y las inversiones en la provincia, pero se quejó porque “los empresarios no toman una determinación rápida” que les permita actuar.

“El globo explotó porque en octubre empezaba a haber un control de los pagos al exterior y en enero había que pagar la materia prima que consumimos”, mencionó en relación con los componentes que ingresan para ensamblar los teléfonos celulares, por ejemplo.

Las más afectadas fueron Brightstar, AT y BGH, por ser “las tres principales productoras, que habían quedado totalmente desfasadas en cuanto a la cantidad de gente”, según Delamata.

“Brightstar tenía entre 700 y 800 empleados y quedó en 300, y en la primera quincena de enero no había material para trabajar por las restricciones aplicadas a los ingresos de insumos”, prosiguió el ministro al detallar la situación.

 

El gobierno de Brasil negocia con China límites voluntarios a las exportaciones

febrero 15, 2012

Presionado por las empresas brasileñas y preocupado con el crecimiento de las importaciones de productos chinos, el gobierno brasileño pidió al viceprimer ministro del país asiático, la creación de mecanismos de restricción voluntaria de exportaciones.

Para la autoridades brasileñas, la alternativa sería apelar a salvaguardas (barreras temporarias a la importación) a la importación en esos sectores, una medida mucho más restrictiva al comercio.
Nos preocupamos con el aumento macizo e indiscriminado de productos chinos en el mercado brasileño, lo que ocasiona el desplazamiento de la producción brasileña, afirmó, durante un almuerzo con los chinos, en el Palacio do Itamaraty, el vicepresidente brasileño Michel Temer, que, con Wang Quishan, preside la Comisión Sino-Brasileña de Alto Nivel (Cosban), reunida el lunes.
Pero la presidenta Dilma Rousseff, que recibió a Wang Qishan en el Palacio do Planalto, fue quien dio el tono político a la visita. Estamos en contra de cualquier política de contención en relación a China, señaló, en referencia explícita a los intentos de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) de contener la expansión geopolítica del país asiático. La misión de Wang Qishan integra los preparativos para la visita del primer ministro Chino, Hu Jintao, en junio, para la reunión Rio+20.
Tras el almuerzo, Temer admitió informalmente que usó el término dimensionamiento como un sustituto de restricción de exportaciones chinas. El mecanismo se parecería al adoptado en el comercio entre Brasil y Argentina, a pedido de los argentinos, que crearon, por ejemplo, límites voluntarios para las exportaciones de zapatos brasileños.
A pesar de las presiones de asociaciones empresariales y de especialistas en comercio para que Brasil aplique salvaguardas específicas contra China, previstas por la Organización Mundial de Comercio (OMC), las autoridades brasileñas comentan de forma reservada que la alternativa en análisis es el recursos de salvaguardas generales, que se impondrían a productos elegidos, independientemente del país de origen de la importación.
Esa medida (LNA?) evitaría discriminar a China, que considera inaceptable la adopción de la salvaguarda en su contra, alternativa impuesta durante su proceso de adhesión a la OMC.
El lunes, los chinos eligieron como primer punto a discutir dentro de la Cosban sus quejas por la suba del Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) para automóviles importados, que criticaron duramente. Los brasileños dieron argumentos en defensa de la medida, la que calificaron como una salida temporaria para el exceso de importaciones en el sector, a eliminarse en el final de año.
En marzo, el ministro de Desarrollo, Fernando Pimentel, tiene previsto viajar a China para tratar dos temas del comercio bilateral y discutir la propuesta de dimensionamiento voluntario de las exportaciones.
En los próximos días, el ministro de Agricultura, Mendes Ribeiro, aprovechará un viaje a Europa para incluir una escala en China, para conversar con autoridades de ese país sobre la ampliación de los frigoríficos autorizados a exportar carne al mercado chino.

FUENTE: Cronista Comercial

 

Prohíben importar agroquímicos

noviembre 14, 2011

ahora les tocó a los agroquímicos y los fertilizantes. En medio de la preocupación oficial por la presión sobre el dólar y la importación, el viernes pasado el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, ordenó a empresas de estos dos rubros que durante esta semana suspendieran cualquier compra en el exterior.

“El viernes hubo llamadas de Moreno toda la mañana y la orden fue que no importemos nada en esta semana”, comentó una fuente del sector, que añadió: “Moreno también nos dijo que pasada esta semana, el 21, se vuelve a comunicar para decirnos cuándo podremos volver a importar”.

Ante una consulta de LA NACION, en una empresa de insumos señalaron que las palabras del funcionario fueron fuertes: “Corten todo hasta el 21 porque si no va a haber sanciones”, habría dicho Moreno.

“A nosotros un despachante de aduana ya nos había advertido que no hiciéramos operaciones”, dijeron en una firma.

No es la primera vez que el Gobierno pone el foco en el negocio de los fertilizantes y los agroquímicos.

Hace unos meses, la ministra de Industria, Débora Giorgi, solicitó a representantes de la industria una mayor producción nacional para compensar las importaciones de estos productos.

“Sabemos de la preocupación del Gobierno por la importación de los fertilizantes porque para ellos es un tema financiero”, señaló una fuente a LA NACION.

Se estima que de un mercado de fertilizantes que este año alcanzará los 3,7 millones de toneladas -similar al récord de 2007-, entre el 60 y el 65 por ciento corresponderá a productos del exterior, sobre todo a nutrientes en base a fósforo.

El año pasado, todo el mercado de fertilizantes para la producción facturó 1500 millones de dólares, según fuentes del sector.

Mientras tanto, el campo consume agroquímicos por 2000 millones de dólares.

Las importaciones tanto de productos ya terminados como de la materia prima para elaborarlos se ubica en los 1200 millones de dólares.

La embestida de Moreno contra los fertilizantes llega en un momento de importante demanda en el campo. Con la soja y el maíz en plena campaña, en la primera se está usando fósforo y en el segundo se hacen aplicaciones de nitrógeno, otro nutriente.

“Hoy estamos en el pico de retiro de fertilizantes por parte de los productores. Del 100 por ciento de todo el año, alrededor del 25 por ciento se da durante este mes”, explicó una fuente.

Sin embargo, la arremetida del funcionario no traería, en principio, graves problemas para el campo, ya que todo el fertilizante que se necesitaría para la campaña ya fue importado.

Disponibilidad hasta enero

“En fertilizantes hay disponibilidad hasta enero. Sólo falta importar algo para soja, pero no es mucho”, señalaron.

“Ya está todo lo que se necesita hasta enero”, coincidió otra fuente del sector.

Otro ejecutivo advirtió que desde hace unos 20 días la Aduana comenzó a aplicar canal rojo para ciertos fertilizantes, lo que genera demoras para la entrada de la mercadería al país y representa, además, mayores costos para las compañías.

Si en fertilizantes ya está todo lo necesario para la campaña, distinta sería la situación en el rubro de los agroquímicos.

Según pudo saber LA NACION, en este caso falta importar alrededor de un 30 por ciento de los productos necesarios para la campaña, como insecticidas y fungicidas.

“Hasta febrero estamos cubiertos con los agroquímicos”, precisó un industrial.

60%
Fertilizantes del exterior
Es el porcentaje del consumo del producto que es importado, sobre 3,7 millones de toneladas anuales.

1200
Millones de dólares
Es el valor de las importaciones de agroquímicos en un año..

Fuente: la nacion

Cruces entre despachantes e importadores por los controles

noviembre 11, 2011

Las trabas aplicadas el miércoles a las importaciones en medio de los controles cambiarios no sólo provocaron un profundo malestar entre los operadores de comercio exterior con los funcionarios de la Aduana, sino también generaron fuertes rispideces entre los mismos actores afectados.
En sintonía con las declaraciones del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, respecto de que los controles han sido sólo para 2.882 importadores considerados sospechosos (ver pág. 4), el vicepresidente del Centro de Despachantes de Aduana (CDA), Antonio Cairo, aseguró que los controles de la AFIP que bloquearon las compras del exterior se debieron a que “algunos pícaros hicieron uso de divisas en mayor cantidad” de la que tenían a comienzos de la semana.
“La Aduana, con buen criterio, quiere ver quiénes son esos importadores que hicieron uso de divisa, entonces empezaron a exigir que se presentaran las instrumentaciones bancarias. Pero como eso comenzó a tener dificultad para el trámite normal de importación, después del mediodía tuvimos reuniones con las autoridades aduaneras, levantaron automáticamente las medidas, y el control lo van a hacer después de retirada la mercadería”, añadió el directivo.
Luego de realizar estas declaraciones por radio a la mañana, el centro emitió un comunicado que aclaraba la información suministrada anteayer. La novedad era que “no se exigirá la presentación –como documentación complementaria al despacho de importación– de constancia que acredite la instrumentación de pago acordada con el proveedor”. El comunicado del miércoles aseguraba que sí se iban a pedir estos papeles.
Pero la respuesta de la Cámara de Importadores (CIRA) no se hizo esperar. Indignado, porque trabajan codo a codo con los despachantes, el presidente de la entidad, Diego Pérez Santistéban afirmó que las declaraciones del vicepresidente del CDA causaron un “profundo malestar” en el sector, y que al acusar a ‘pícaros importadores‘ de haber hecho uso de divisas en más cantidad de la que tenían anteayer, “debería responsablemente indicar quiénes son esos importadores y denunciar esas acciones que parecería conocer, o abstenerse de hacer acusaciones temerarias, en caso de ignorarlo, que ensucian indebidamente una actividad y a sus miles de operadores leales”.
Santistéban aclaró, además, que no es cierto que los importadores tengan dificultades para girar sus pagos al exterior, ya que dichas cancelaciones se encuentran declaradas, detalladamente y con anticipación, dentro del Régimen Informativo Trimestral que impuso y monitorea desde hace 10 años el Banco Central.

Importadores de “riesgo”

La sospecha de algunos importadores es que el CDA actuó en consonancia con el Gobierno para hacer los deberes y evitar que salga una nueva norma de control que les implique mayores costos. Nueva norma no habrá, dijo Echegaray, al afirmar que la AFIP está autorizada legalmente para ejercer esos controles.
Sobre el accionar del Gobierno a partir de ahora, el funcionario fue bien claro ayer al aclarar que “los controles recayeron sobre todo sobre 2882 importadores de bienes finales con antecedentes”, a los que “se les exigió y se les va a seguir exigiendo documentación”. “En la mayoría de los casos –aclaró el titular de la AFIP– no declararon ni un solo empleado entre 2010 y 2011. Los volúmenes que mueven estos importadores lleva a que se le exija la documentación que históricamente se viene pidiendo ex post y ahora se puede reclamar en tiempo legal.”
Echegaray explicó que en entre enero y octubre, de los 39.643 importadores empadronados, 20.000 estuvieron operando y que, de este número, 14% se encuentra dentro de los denominados “perfiles de riesgo”. “Lo que estamos haciendo es llevar el control ex post al control ex ante post”, precisó el funcionario.

Fuente: el cronista

Preocupación de los empresarios por las mayores trabas a las importaciones

julio 27, 2011

La cámara argentina que reúne a los importadores lamentó las trabas que aplicala Aduana para el ingreso de productos al país, lo que mantiene varados más de un centenar de contenedores en el puerto de Buenos Aires.

“Es una situación que venimos arrastrando desde hace bastante tiempo”, pero este año comenzaron a haber “trabas adicionales con productos que supuestamente ya estaban liberados y tenían licencias concedidas para ser importados”, advirtió el presidente dela Cámara de Importadores de la República Argentina, Diego Santisteban, en declaraciones radiales.

Aseguró que en “en un primer momento hubo problemas con el ingreso de alimentos, después con electrodomésticos y ahora con juguetes”, cuando faltan tres semanas para la celebración del Día del Niño.

“Hay 120 contenedores (varados) y llegó a haber mucho más. La Aduana frena el ingreso según un listado confeccionado porla Secretaría de Comercio Interior”, encabezada por Guillermo Moreno, y “no existen razones claras para estas medidas”, sostuvo Santisteban.

En los últimos años Argentina reforzó su sistema de control de las importaciones para más de 1.300 artículos de consumo con el fin de evitar perjuicios en la industria local.

En este marco, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner inició en los últimos meses múltiples investigaciones por supuesto comercio desleal en el ingreso de productos procedentes de países como Brasil y China.

Además, selló en los últimos meses acuerdos con una decena de firmas del sector automotriz a las que autorizó a importar autos a cambio de que compensen esas ventas con compras de productos argentinos, como vinos y cacahuetes para revertir el déficit comercial en esa industria.

“Al importador que puede exportar o que puede reemplazar una importación con compra local le destraban la mercadería. El que tiene más restricciones es el que sólo importa productos”, indicó Santisteban.

El titular de la cámara consideró que el Gobierno restringe las importaciones para compensar “problemas de balanza comercial y fiscales” que afronta el país y por “la necesidad creciente de importación de energía, que lleva muchas divisas fuera del país”.

FUENTE: Infobae

Lanzan hoy plan para avanzar en un mayor control de las importaciones

julio 1, 2011

En plena campaña electoral, y sin ánimo de complicar el abastecimiento de insumos o de productos que no se fabriquen en el mercado local, el Gobierno avanzará hoy en un acuerdo con los importadores tendiente a afinar el lápiz en el control de lo que ingresa al país. Impulsado por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, pero apoyado por los ministros de Economía, Amado Boudou; de Industria, Débora Giorgi, y de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, hoy quedará sellado un convenio con la Cámara de Importadores (CIRA) para avanzar en la correcta identificación de los productos a ingresar al mercado interno, según se titula el documento.
Se trata de un acuerdo marco en el que las partes se comprometerán a trabajar en forma conjunta para mejorar la transparencia y trazabilidad de las importaciones. El objetivo es realizar un control más exhaustivo sobre si lo que se compra al exterior es exactamente lo mismo que luego es declarado. En muchos casos, evalúan en el Gobierno, un importador compra un determinado producto y luego en Aduana declara otro para sortear una licencia no automática o pagar un menor arancel. De todas formas, por el momento será sólo un acuerdo de buenas intenciones, ya que no contemplará ninguna norma que los importadores deban cumplir.
El temor, sin embargo, es que a partir de esta colaboración planteada por la CIRA en la mejora de la identificación del producto, el Gobierno avance en alguna medida más invasiva. Los caminos son dos: o que profundice la política actual y, por ejemplo, comience a exigir mayor información sobre las operaciones de comercio exterior o emita una resolución que genere resistencia entre los importadores; o que este acuerdo posibilite luego una discusión para avanzar en una mayor apertura de las posiciones arancelarias, una medida que la cámara reclama desde hace tiempo.
El sistema actual no detalla cada uno de los productos que pueden ingresar al país, sino que incluye algunos y, si no está incluido en esa lista, queda inserto en una categoría amplia, es decir, en otros. Ello puede generar que una determinada mercadería quede castigada sin que el Gobierno quiera, sólo por el hecho de formar parte de ese grupo. Este esquema generó graves perjuicios con el abastecimiento de insumos para empresas locales, que debieron frenar la producción por problemas de escasez.
También provocó fuertes disputas con Brasil y otros socios comerciales, como la Unión Europea, que manifestaron reiteradas quejas ante el freno de las importaciones a partir de las licencias no automáticas.
Moreno les transmitió a los importadores su disconformidad con el esquema actual de identificación y su interés en avanzar en un comercio mejor administrado. La CIRA le pidió en reiteradas oportunidades a la Aduana una mayor apertura arancelaria, pero la respuesta siempre fue negativa, ya que debía resolverse en el marco del Mercosur. El secretario de Comercio se comprometió a trabajar en este sentido, dijeron fuentes oficiales.
El acuerdo será firmado a las 19.30 en la sede de la Secretaría de Comercio. Además del objetivo económico que está detrás de este convenio, y que apunta a avanzar en un comercio administrado aunque sin perjudicar la industria nacional, este acuerdo tiene un trasfondo político. El Gobierno se mostrará junto a los importadores unos de los más golpeados por por la política kirchnerista y buscará marcar un giro en la política vinculada con el comercio exterior, no sólo por la campaña electoral sino porque se proyecta otros cuatro años más en el poder.

FUENTE: El Cronista Regional