Posts Tagged ‘soja’

Denuncian que el Banco Nación bloquea préstamos a productores de soja

noviembre 20, 2014

20-11-2014 SRA y CARBAP consideraron una “vergonzosa discriminación” la decisión de la entidad financiera, que también restringe el uso del descubierto a los sojeros

Las entidades que representan al sector del campo apuntaron el miércoles contra el Banco Nación, luego de recibir una circular en la que éste les indicaba que sólo accederán a las financiaciones ofrecidas para clientes agropecuarios aquellos que demuestren no tener existencias de soja en su poder. 

La Sociedad Rural Argentina (SRA) aseguró que con esta medida el Directorio del Banco Nación dispuso “bloquear” líneas de préstamos a productores de soja, a lo que calificó como una “vergonzosa discriminación”.

“El Banco Nación persiste en su decisión de bloquear todas las líneas de crédito y restringir el uso del descubierto a los productores de soja”, afirmó en un comunicado.

La entidad sostuvo que ello ocurre “a pesar de que el precio de la soja bajó aproximadamente 35% durante este año, que la inflación superará el 40% y la presión impositiva sigue creciendo”.

Estas restricciones forman parte de una práctica discriminatoria y extorsiva que tiene como único fin obligar a los productores de soja a vender hasta el último grano de la cosecha, cuya liquidación está en los mismos niveles que el año anterior”, señaló la SRA.

La entidad sostuvo que “esta situación adquiere una gravedad mayor por tratarse de un banco público y atenta contra los mismos objetivos del Banco Nación, que en el artículo 3, inciso a, de su carta orgánica establece como uno de sus fines apoyar la producción agropecuaria, promoviendo su eficiente desenvolvimiento”.

“La decisión de bloquear el financiamiento a los productores de soja desconoce los tiempos del campo y la gravedad de la situación económica que vive el país”, agregó la declaración de la SRA relevada por la agencia DyN.

Asimismo, afirmó que “con una inflación del 41% el productor de granos no tiene otra forma de preservar el valor de sus ingresos que vender escalonadamente su producción“. 

“Si hubiera vendido toda la soja al momento de la cosecha, la inflación hubiera deteriorado ese ingreso y no hubiera tenido forma de encarar la compra de insumos para la siembra siguiente, cumplir con los impuestos, hacer frente al pago de sueldos y gastos personales”, advirtió la SRA.

Por su parte, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aries y La Pampa (CARBAP) recibió “con asombro y preocupación las restricciones implementadas por el Banco de la Nación Argentina a los productores agropecuarios que mantienen soja en su poder”.

Indicaron que las trabas a la financiación impuestas por la entidad financiera a partir de la mencionada circular, demuestran “desconocimiento de la realidad sectorial”.

“Jamás un Banco de fomento a la producción , como es el caso del Banco de la Nación Argentina ha impuesto tan disparatadas restricciones, ya que si el propósito es conocer la real existencia de granos de soja en el país, existen otros mecanismos y organismos para tal fin”, argumentó Carbap en un comunicado.

La Unión Europea, a un paso de reformar su política de biocombustibles

junio 16, 2014

Los ministros del bloque llevarán al 7% el uso obligatorio de biocarburantes tradicionales, como el realizado con soja, en el transporte para 2020, y agregaron un 0,5% de caracter voluntario para los combustibles alternativos, basados en paja o residuos

Los ministros europeos de Energía de la Unión Europea (UE) lograron un acuerdo sobre la reforma de la política comunitaria sobre biocombustibles.

Los tradicionales, hechos a partir de cultivos, son mirados con recelo por algunos Estados miembros porque consideran que compiten con la producción de alimentos y que fomentan la deforestación.

Las normas que respaldaron este viernes los ministros en su reunión de Luxemburgo, y que aún deben ser adoptadas de manera formal por el Consejo, apoyan el uso de biocombustibles alternativos, fabricados a partir de paja o desechos, aunque no tienen carácter obligatorio.

España, inicialmente mostró sus reticencias a la propuesta por considerar que podría perjudicar a los países que han invertido en biocombustibles tradicionales, pero finalmente se mostró dispuesta a apoyar la reforma, indicó la agencia Efe.

La Comisión Europea planteó originariamente que los biocombustibles provenientes de cultivos como el maíz, la soja, el trigo, la remolacha o la colza, que pueden interferir en la producción de alimentos, supusieran como máximo un 5% de la energía renovable usada en el transporte en 2020.

El 5% restante debería ser cubierto con biocarburantes de última generación, fabricados a partir de residuos y otras fuentes alternativas como la paja, que emiten menos gases de efecto invernadero que los combustibles fósiles, u otras fuentes limpias como el hidrógeno o la electricidad.

Según el acuerdo celebrado este viernes por los ministros, se eleva ese umbral para biocombustibles tradicionales al 7%, pero se incluye también un objetivo voluntario del 0,5 % para los de nueva generación que antes no existía.

Los países tendrán, por otro lado, que medir el impacto indirecto sobre el aumento de emisiones de gases de efecto invernadero que genera la producción de biocombustibles, por ejemplo si se tala un bosque para dedicar los terrenos a estos cultivos, lo que se conoce como “emisiones indirectas ILUC”.