Posts Tagged ‘vehiculos’

Queixa da União Europeia contra o Brasil na OMC mira o Inovar-Auto

diciembre 20, 2013

A União Europeia, que representa 28 países, entrou com processo formal contra o Brasil na Organização Mundial do Comércio (OMC), por protecionismo comercial que envolve de carros a computadores, segundo informações da agência Reuters. A queixa foi protocolada na quinta-feira, 19, e pode colocar em xeque o regime automotivo brasileiro, o Inovar-Auto, que tem em seu alicerce a sobretaxação de 30 pontos porcentuais de IPI sobre todos os veículos vendidos no País – que podem ser descontados integralmente desde que cumpridas exigências de produção local, compras de peças nacionais e investimentos em engenharia, pesquisa e desenvolvimento. Para a UE, a política tributária brasileira é injusta e fere os princípios multilaterais de comércio internacional, pois gera taxação acima do permitido pelos acordos da OMC.

O processo formal da UE contra foi Brasil foi registrado após 10 rodadas de negociações e diversos encontros em Genebra, na sede da OMC, sem que os dois lados chegassem a um acordo. “A proteção da indústria doméstica brasileira prejudica os bens importados da Europa e isso é inaceitável”, disse à Reuters uma fonte ligada às discussões. “Tivemos muitos encontros bilaterais (para tratar do tema) mas o Brasil não se moveu”, completou.

Segundo a União Europeia, as exportações de carros europeus ao Brasil caíram 11% este ano, parcialmente por causa da sobretaxação do Inovar-Auto. Luiz Alberto Figueiredo, ministro da Relações Exteriores, rebateu a queixa, dizendo a repórteres que o País tem direito de elevar seus impostos: “Temos sólidos argumentos para mostrar que cumprimos com todas as regras internacionais de comércio”, afirmou.

Após a queixa formal, agora a UE e o Brasil têm 60 dias para tentar um entendimento. Caso isso não aconteça, as duas partes terão de enfrentar o processo na OMC que poderá levar um par de anos para ser concluído. Se os europeus vencerem a disputa, ganharão o direito de impor sansões econômicas e sobretaxações compensatórias a exportações brasileiras para os países-membros da União Europeia.

As sobretaxações brasileiras a produtos (não só veículos) também desagradam outros países, como Estados Unidos e Japão que já fizeram reclamações públicas e eventualmente poderão se juntar ao bloco europeu no processo.

Os representantes da União Europeia garantem que o processo na OMC não irá influenciar as negociações de livre comércio com o Mercosul, que deverão ser retomadas a partir do início de 2014. Um possível pacto comercial entre os dois blocos poderá criar um mercado de 750 milhões de consumidores com potencial para movimentar US$ 130 bilhões por ano em comércio, segundo calculam analistas.

Hoje a UE é o maior parceiro comercial do Brasil, respondendo por um quinto das exportações do País, mas o País também já é o quinto maior investidor estrangeiro do bloco europeu. Sem um acordo de livre comércio, em 2014 os brasileiros perderão direito de usar o regime de tarifas preferenciais da comunidade europeias, por não ser mais considerado um país pobre.

Moreno insiste con la fabricación de autopartes locales

febrero 17, 2012

Con la mira puesta en lograr una nacionalización de autopartes cada vez mayor, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sigue presionando a las terminales para que cambien sus piezas importadas por producción local. Concretamente, se está trabajando en dos líneas: por un lado, el proyecto motor, y por otro, el de carrocerías, que incluye el de matrices y moldes.
En este contexto, el funcionario se reunirá hoy con directivos de Mercedes Benz y de fabricantes de matrices nacionales para lograr que los proyectos nuevos se realicen con moldes hechos en el país. Moreno viene ejerciendo esta presión desde hace varios meses y ya logró que algunos proyectos nuevos utilicen moldes nacionales, precisaron fuentes de Matricería Austral, propiedad de Norberto Taranto. Un caso es el del nuevo Ford Focus.
Pero las terminales argumentan problema de costos y se resisten a pagar matrices locales, cuyo precio se ve fuertemente influenciado por la mano de obra. El 60% del costo de una matriz es la mano de obra, que a los empresarios cada vez les resulta más cara. “Con Asia no podemos competir y todas las matrices las importan de ahí”, se quejó un productor nacional.
La reunión de hoy con Moreno está prevista para las 15 y participarán, además de directivos de Mercedez Benz, representantes de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), de las cámaras fabricantes de herramientas y moldes CAFYM y CAMYM y de Adimra, entidad que agrupa a ambas instituciones.
En el encuentro que tuvieron todas las entidades el 16 de enero por este mismo tema, Mercedes Benz no llevó una propuesta y es por eso que será recibida hoy por separado. A su vez, el miércoles 29 volverán a ser convocadas todas las terminales, pero en el marco del proyecto Motor, que tiene como objetivo producir partes de motores y motores en la Argentina.
El Gobierno busca la sustitución de importaciones en todos los sectores, pero especialmente en el rubro autopartista, uno de los que denota mayor déficit comercial. La gran mayoría de las piezas para la fabricación de autos ingresa desde Brasil. Con el vecino país, el resultado comercial es deficitario para la Argentina en u$s 5.800 millones, de los cuales la mayor incidencia la tiene el autopartismo.

Brasil profundiza el cierre de su economía y afecta más a la Argentina

octubre 5, 2011

Un nuevo conflicto se avecina con Brasil en los próximos días. La crisis financiera internacional está golpeando sobre su economía y el gobierno de Dilma Rousseff no escatima en tomar medidas de protección de su industria, ni siquiera si afectan a la Argentina. Incorporó hace algunas semanas licencias no automáticas a la importación de golosinas, galletitas y chocolates y ahora se resisten a negociar un mayor cupo para importar leche en polvo desde su principal socio comercial.
El acuerdo de cupos que tenían los sectores privados lácteos de los dos países contemplaba un límite de venta de leche en polvo de 3.300 toneladas mensuales. Este convenio venció en abril, pero como en todos estos meses las partes no lograron ponerse de acuerdo en un nuevo volumen, Brasil siguió comprando las toneladas mensuales del acuerdo previo. De todas maneras, quedó un remanente de 5.000 toneladas que no se enviaron en los meses que correspondía y ahora el vecino país no las acepta, admitieron en la industria láctea.
Los brasileños también se resisten a negociar un cupo mayor, tal como pretenden los industriales argentinos. Y aunque se comprometieron a enviar esta semana una contestación a la propuesta formal enviada por la industria local, “no se espera una respuesta favorable al reclamo argentino”, admitió una fuente del Centro de Industria Lechera (CIL).
“Los brasileños estuvieron muy duros en sus posiciones. No era la actitud de otras reuniones anteriores, donde uno percibía un espíritu más negociador”, remarcó la fuente consultada.
La propuesta enviada por el sector la semana pasada consiste en firmar a partir de octubre y hasta febrero un cupo de 3.700 toneladas más 1.000 toneladas del remanente que quedaba del acuerdo anterior, y 4.300 toneladas mensuales a partir de marzo y hasta agosto del año próximo. Durante las negociaciones previas, la oferta de Brasil había sido de 3.600 toneladas por mes.
Esta reticencia a actualizar el cupo de importación de leche en polvo se produce en momentos en que Brasil está profundizando el cierre de su economía a propósito de la crisis financiera internacional. El mayor socio del Mercosur viene tomando medidas en este sentido desde hace algunos meses. Lo hizo con el sector automotriz, cuando impuso licencias no automáticas a la importación de vehículos, y recientemente lo repitió con la industria alimenticia, al incorporar las golosinas, chocolates y galletitas al conjunto de productos sujetos a los permisos de importación.
Desde la industria alimenticia afirmaron que muchas empresas tienen su fábrica en Brasil, por lo que sólo les impacta en los productos puntuales que no fabrican allí. De todas maneras, están esperando la liberación de los camiones con mercadería que no pudieron ingresar al vecino país para luego comenzar a programar las entregas de acuerdo a los nuevos tiempos.
Esa medida se habría tomado en represalia por las restricciones que la Argentina impuso al ingreso de calzados fabricados en Brasil. De acuerdo con información publicada por medios brasileños, se trataría de 3,1 millones de pares de zapatos retenidos por la aduana argentina.
En el caso del sector automotriz, Brasil está liberando el ingreso de vehículos nacionales, pero a cuentagotas. Incluso, el anuncio de FIAT de suspender personal de la planta de Ferreyra, en Córdoba, tuvo que ver con la demora, por parte del vecino país, en firmar los permisos para importar 7.000 autos de la empresa. El gobierno brasileño autorizó el ingreso, por lo que ayer la automotriz retrotrajo la medida (ver pág. 21).

Natalia Donato

Hay unos 40.000 autos varados en la frontera y se reaviva disputa con Brasil

julio 14, 2011

Unos 40.000 vehículos se encuentran varados en la aduana de Brasil a la espera de las autorizaciones para ingresar a ese país, mientras que los empresarios del sector advierten que el conflicto comercial “nunca se enfrió”.

No hubo ningún cambio en la relación comercial entre los dos países”, señalaron fuentes de la Asociación de Fábricas Automotores (ADEFA) consultadas por el diario Clarín.

Lo concreto es que miles de automóviles que fueron fabricados en la Argentina y que deberían ser entregados en Brasil se encuentran demorados en la frontera con el país vecino.

Los exportadores brasileños expresan que “la situación sigue difícil”, porque en las oficinas de la Secretaría argentina de Industria los permisos tardan “más de dos meses en salir”.

De acuerdo al citado matutino, para los textiles, el panorama es “crítico”. Y otro tanto ocurre con los fabricantes de zapatos.

El director ejecutivo de la Asociación Brasileña de la Industria del Calzado, Heitor Klein, remarcó que “no se ha cumplido ninguno de los compromisos asumidos por los ministros de Industria de Argentina y Brasil,  Débora Giorgi y Fernando Pimentel.

“Para nosotros no hubo tal acuerdo. Las mercaderías continúan sin poder entrar en el mercado argentino y tenemos productos que aguardan desde marzo la liberación”.

Fuente: iprofesional